×

Aviso de privacidad

LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES
EN POSESIÓN DE PARTICULARES

AVISO DE PRIVACIDAD

RESPONSABLE. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., persona moral constituida conforme a las normas mexicanas, con domicilio ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, México, Distrito Federal, es responsable del uso y protección de sus datos personales, por lo que en cumplimiento a la LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES EN POSESIÓN DE PARTICULARES, así como de su Reglamento, INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., se compromete a dar tratamiento legítimo, a los datos personales que usted proporcione con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio o cualquier información relacionada con usted, de la que dispongamos, con el compromiso de resguardarla, asegurando su confidencialidad, almacenamiento y protección. Al respecto, le informamos lo siguiente:

FINALIDAD DEL TRATAMIENTO DE DATOS. La responsable recabará los datos personales que usted voluntariamente proporcione y serán utilizados con fines de selección y reclutamiento de personal, para la prestación de servicios profesionales o para la adquisición de productos o servicios. De manera adicional, su información personal podrá ser transferida a otras empresas que celebren o tengan celebrado contrato con la sociedad en mención para fines laborales, comerciales o de servicios.

En el caso de que usted solicite que sus datos no sean tratados para los fines adicionales que se indican, podrá hacerlo del conocimiento de la responsable dentro de 5 días hábiles, contados a partir de que usted los haya proporcionado por escrito o de que usted tenga conocimiento de que disponemos de ellos, por algún comunicado que se le haya enviado a su domicilio o que reciba de la responsable, como consecuencia de la prestación de servicios o contratos celebrados, con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio, o cualquier información relacionada con usted, proporcionada por terceros para llevar a cabo los objetivos, compromisos u obligaciones adquiridas con la responsable, de conformidad con el aviso de privacidad que respecto de sus datos personales se hayan proporcionado por los conductos correspondientes.
En el supuesto de que no se manifieste respecto a lo señalado en el párrafo anterior, se entenderá que otorga su consentimiento para utilizar sus datos personales o realizar la citada transferencia.

La negativa para el uso de sus datos personales para dichas finalidades, no será motivo para que le neguemos trabajo, prestación de servicios o productos que solicita o contrata con la responsable.

OBTENCION DE DATOS PERSONALES. Para llevar a cabo las finalidades descritas en el presente aviso de privacidad, la responsable recabará los siguientes datos personales

CANDIDATOS A VACANTES.- Datos personales que se recabarán, almacenarán y/o utilizarán, como parte del proceso de reclutamiento y selección: 1) Datos de identificación, tales como nombre completo, domicilio particular, fecha de nacimiento, nacionalidad, ocupación o profesión, teléfono(s), correo electrónico, número de seguridad social, clave única del registro de población y registro federal de contribuyentes; (2) Datos académicos referentes a su formación académica, grado de preparación y especialización; (3) Datos laborales referentes a su experiencia, formación, especialización y desempeño laboral; (4) Datos sensibles en términos de la Ley, tales como ingresos, salario, beneficios y prestaciones, condiciones socio-económicas, datos proporcionados por sociedades de información crediticia, datos sobre sus familiares y/o dependientes económicos, referencias personales, para solicitarles la información que se requiera con motivo de la solicitud de trabajo, datos sobre su estado de salud pasado, presente y futuro, datos respecto de enfermedades congénitas ó crónicas, resultados de exámenes psicométricos, datos sobre su capacidad intelectual, características de personalidad y habilidades administrativas y gerenciales; (4) Los que adicionalmente en su caso, se requieran para el proceso indicado.
En el supuesto de que resulte viable la solicitud de trabajo, sus datos personales se proporcionarán a la empresa que lo contratará para que preste los servicios correspondientes a la responsable.

PROVEEDORES.- Para proceso de selección, la verificación de datos personales proporcionados (nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio, teléfono y los que en su caso se requieran) y la investigación de referencias personales y laborales, para determinar la procedencia de una relación contractual para la adquisición de un producto o servicio.

CLIENTES.- Nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio y teléfono, necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

COLABORADORES Y ESCRITORES DE LA REVISTA “BICAA’LU” U OTRAS EDITADAS POR LA RESPONSABLE.- Nombre, correo electrónico, número telefónico, domicilio u otros datos necesarios para realizar las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento de la relación pactada por escrito o de forma verbal.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

SUSCRIPTORES.- Nombre, domicilio, ciudad, país, número telefónico y correo electrónico u otros datos necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable podrá obtener información de los titulares de los datos personales, por conducto de otras fuentes permitidas por la Ley, tales como directorios telefónicos o laborales; diarios, gacetas o boletines oficiales y medios de comunicación social. Los datos que se obtengan por estos medios serán, entre otros, nombre, domicilio ó números telefónicos, emails del titular de los datos personales e información corporativa, tratándose de personas morales.

TRANSFERENCIAS DE DATOS. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., se compromete a cumplir los principios legales de protección en cuanto a la transferencia de datos personales y a tomar las medidas necesarias y suficientes para garantizar que el presente aviso de privacidad sea respetado por la responsable o por terceros, con los que guarde alguna relación jurídica.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., podrá realizar la transferencia y/o remisión de datos a:

  • Terceros proveedores de servicios, para el cumplimiento de las obligaciones legales adquiridas con INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V.
  • Socios comerciales con los que INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S DE R.L. DE C.V. lleve a cabo convenios o contratos enfocados al desarrollo y comercialización de nuevos productos.
  • Profesionistas, asesores, consultores externos, para el efecto de la administración de operaciones, de los servicios y demás actos que la responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales, así como para la defensa de los intereses de cualquier responsable tercero, ante cualquier controversia legal que surja con motivo de dichas operaciones y servicios, señalando de manera enunciativa a empresas de cobranza, auditores externos, legales y contables, outsourcing, entre otros.

Le informamos que sus datos personales podrán ser compartidos o transferidos con las sucursales de la responsable, que se ubiquen en el interior de la República Mexicana, con organizaciones, instituciones, personas físicas o terceros en general, para fines laborales respecto de determinado arte, oficio, o profesión; para la adquisición de productos o servicios, o para la prestación de servicios profesionales.

LIMITACIÓN DE USO O DIVULGACIÓN DE DATOS PERSONALES. La responsable se obliga a guardar confidencialidad respecto de los datos personales proporcionados, aún después de finalizar sus relaciones con el titular. Asimismo, se compromete a observar los principios de licitud, consentimiento, información, calidad, finalidad, lealtad, proporcionalidad y responsabilidad, previstos en la ley, adoptando medidas de seguridad administrativas, técnicas y físicas, para proteger los datos proporcionados contra daño, pérdida, uso, acceso o tratamiento no autorizado.

La responsable le informa que posee, recaba o recabará de usted, los datos personales necesarios, principalmente para la adecuada realización de las operaciones y prestación de los servicios, así como para la celebración de los demás actos que cada responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales. Dichos datos personales pueden haber sido obtenidos de usted, ya sea personalmente o bien, directamente por cualquier medio electrónico, óptimo, sonoro, visual o a través de terceros y de otras fuentes permitidas por la ley, tales como las sociedades de información crediticia.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA S. DE R. L. DE C.V., no recabará datos sensibles, salvo los mencionados en el apartado (4) del título denominado Candidatos a Vacantes. Para el caso de que requiera de otros datos sensibles por necesidades de la empresa, se lo hará saber de manera escrita.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., no venderá y tampoco prestará sus datos personales a ningún tercero. Sin embargo, podrá transferir sus datos particulares a las sucursales que forman parte de la sociedad en mención, para fines laborales, comerciales o de servicios contratados con terceros. Unicamente los revelará por requerimiento de la autoridad competente.

Si usted como titular recibe comunicados de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., por motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud o servicios, se debe a que la responsable original de sus datos personales los ha transferido a INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., para dar cumplimiento a los términos estipulados en la relación que los une, conforme al aviso de privacidad que se le haya notificado por los medios que se consideraron adecuados.

Para limitar el uso o divulgación de su información personal, usted puede hacer uso de los siguientes medios:

  • Su inscripción en el Registro Público para evitar duplicidad, que está a cargo de la Procuraduría Federal del Consumidor, con la finalidad de que sus datos no sean utilizados para recibir publicidad o promociones de empresas de bienes o servicios. Para mayor información sobre este registro, usted puede consultar el portal de Internet de la Profeco, o bien, ponerse en contacto directo con ésta.
  • Mediante registro en el Listado de Exclusión de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., a fin de que sus datos personales no sean tratados para fines mercadotécnicos, publicitarios o de protección comercial por nuestra parte. Para ser incluido dentro del listado, deberá presentar solicitud por escrito de manera personal, al responsable para conocer lo relacionado con el derecho ARCO, dentro del término de 5 días hábiles señalado.

El tratamiento de los datos personales se hará conforme al presente aviso de privacidad, salvo en los casos previstos por el artículo 10 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

DERECHO ARCO. El titular de los datos personales o su representante legal, tiene derecho a conocer que datos personales tenemos de usted, para que los utilizamos y las condiciones de uso que les damos (ACCESO). Asimismo, es su derecho solicitar la corrección de su información personal en caso de que esté desactualizada, sea inexacta o incompleta (RECTIFICACION); que la eliminemos de nuestros registros o bases de datos, cuando considere que no está siendo utilizada conforme a los principios, deberes y obligaciones previstas en la normatividad (CANCELACION); así como oponerse al uso de sus datos personales para fines específicos (OPOSICION).

Para el ejercicio de cualquiera de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición o para revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, usted deberá presentar solicitud por escrito en el domicilio legal de la responsable, en la que conste la rúbrica del solicitante, dirigida a la responsable y que deberá recibir el encargado para conocer lo relacionado con el derecho ARCO y que deberá contener:

  1. El nombre del titular y domicilio o correo electrónico, para comunicarle la respuesta a su solicitud;
  2. Los documentos que acrediten la identidad o, en su caso, la representación legal del titular;
  3. La descripción clara y precisa de los datos personales respecto de los que se busca ejercer alguno de los derechos antes mencionados o para solicitar la revocación de consentimiento para el uso de sus datos personales y
  4. Cualquier otro elemento o documento que facilite la localización de los datos personales.

La responsable comunicará al titular, en un plazo máximo de veinte días hábiles, contados desde la fecha en que se recibió la solicitud de acceso, rectificación, cancelación u oposición, la determinación adoptada, a efecto de que, si resulta procedente, se haga efectiva la misma dentro de los quince días siguientes a la fecha en que se comunica la respuesta. Tratándose de solicitudes de acceso a datos personales, procederá la información, previa acreditación de la identidad del solicitante o representante legal, según corresponda.

Los plazos antes referidos podrán ser ampliados una sola vez por un periodo igual, siempre y cuando así lo justifiquen las circunstancias del caso.

La responsable no estará obligada a cancelar los datos personales, cuando se actualice alguno de los siguientes supuestos, previstos por el artículo 26 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

  1. Se refiera a las partes de un contrato privado, social o administrativo y sean necesarios para su desarrollo y cumplimiento;
  2. Deban ser tratados por disposición legal;
  3. Obstaculice actuaciones judiciales o administrativas vinculadas a obligaciones fiscales, la investigación y persecución de delitos o la actualización de sanciones administrativas;
  4. Sean necesarios para proteger los intereses jurídicamente tutelados del titular;
  5. Sean necesarios para realizar una acción en función del interés público;
  6. Sean necesarios para cumplir con una obligación legalmente adquirida por el titular, y
  7. Sean objeto de tratamiento para la prevención o para el diagnóstico médico o la gestión de servicios de salud, siempre que dicho tratamiento se realice por un profesional de la salud sujeto a un deber de secreto.

REVOCACION DE CONSENTIMIENTO PARA USO DE DATOS PERSONALES. Usted puede revocar el consentimiento que, en su caso, nos haya otorgado para el tratamiento de sus datos personales. Sin embargo, es importante que tenga en cuenta que no en todos los casos podremos atender su solicitud o concluir el uso de forma inmediata, ya que es posible que por alguna obligación legal o contractual, a la que usted se haya obligado, requiramos continuar tratando sus datos personales. Asimismo, usted deberá considerar que para ciertos fines, la revocación de su consentimiento implicará que no le podamos seguir prestando el servicio que nos solicitó, o la conclusión de su relación contractual con la responsable.

CAMBIOS EN AVISO DE PRIVACIDAD. El presente aviso de privacidad puede sufrir modificaciones, cambios o actualizaciones derivadas de nuevos requerimientos legales; de nuestras propias necesidades por los productos o servicios que ofrecemos; de nuestras prácticas de privacidad; de cambios de nuestro modelo de negocio, o por otras causas.

Nos comprometemos a mantenerlo informado sobre los cambios que pueda sufrir el presente aviso de privacidad, a través de nuestra página de internet www.asecon.mx

ENCARGADO. Para el ejercicio de su derecho ARCO o revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, o dudas que pudiera tener respecto al tratamiento de su información, deberá presentar por escrito su solicitud al responsable designado para darle trámite, Sr. Israel Néquiz Luna, en el domicilio legal de la responsable, ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, en la Ciudad de México, D.F., de lunes a viernes (exceptuando días festivos), en horario de 16:00 a 18:00 hrs. Para fines informativos, podrá comunicarse con la persona indicada en el horario mencionado al número telefónico (55) 44-45-77-01, en el Distrito Federal y del interior de la República al número 01800- 8727326; también le proporcionamos para fines informativos correo electrónico privacidad@asecon2006.com.mx

Ultima actualización del Aviso de Privacidad: 25 de Julio de 2013.

×

Encuéntranos

En toda la República, en

Sanborns

En la Ciudad de México, en

Librerías El Sótano

Librerías El Sótano de la CDMX (en exhibidores en el área de cajas).

Librerías Gandhi

Librería Gandhi Miguel Ángel de Quevedo

Urban Corner

Tiendas duty free y Restaurante Urban Corner del Aeropuerto de la Ciudad de México.

Voceadores

Voceadores en cruces de calles (en Avenida Universidad y distintos puntos del Centro Histórico de la CDMX).

×

Cartelera mensual

Cartelera mensual Bicaalú

en

Cultura popular

México: un país racista

Francisco Masse
Enero, 2018

#CulturaPopular

La sociedad mexicana podría compararse con una masa heterogénea que resulta de la integración de distintos grupos étnicos, los cuales se han mezclado a lo largo del tiempo, merced a diversas oleadas migratorias que han confluido en estas tierras americanas.

Primero, está nuestra raíz indígena: los pueblos originarios que habitaron el actual territorio nacional, desde los áridos estados del norte hasta el verdor de nuestro sureste. Después, en el siglo XVI llegó una primera oleada de españoles —los cuales, a su vez, portaban la influencia de una ocupación musulmana que se prolongó durante casi ocho siglos. Con ellos llegaron otros grupos europeos y, más tarde, negros traídos desde el África para servir como esclavos, y también chinos y orientales. Del mismo modo, a México vinieron multitud de franceses, alemanes, estadounidenses, irlandeses, y en el siglo XX arribaron a nuestras tierras oleadas de libaneses, sirios, judíos ashkenazis y sefaraditas, egipcios, europeos orientales y centrales, más españoles, argentinos, chilenos, rusos y prácticamente  cualquier grupo humano del que tengamos conocimiento.

Por eso, uno podría pensar que la mexicana es una sociedad incluyente, plural y tolerante con la gente de otras latitudes, libre de prejuicios contra quienes tienen rasgos distintos a los de la mayoría. Pero basta un examen superficial —y una dosis de autocrítica— para darse cuenta de que no es así.

Los mexicanos, es justo reconocerlo, somos profundamente racistas. Prueba de ello son los chistes, las expresiones y los insultos que a diario escuchamos —o, a veces, proferimos— contra nuestros compatriotas por cuestiones étnicas. Así, alguien de marcados rasgos indígenas es un indio pata rajada, lo bajaron del cerro a tamborazos, tiene cara de nopal o es una prófuga del metate —dicho esto con desprecio social y asumiendo que el indígena o quien de él desciende es inferior, inculto, de naturaleza rupestre y destinado a las labores del campo o a la preparación de comida en instrumentos de piedra. Lo mismo sucede si el sujeto tiene ascendencia africana o asiática: será el negro, el mulato, el cambujo, o bien el chinaco o el ojos de alcancía. En la publicidad y en los programas televisivos mexicanos abundan los individuos de tez blanca y rasgos europeos, que son percibidos como "hermosos", "con clase" o como "gente bien", mientras que la mayoría de mestizos está destinada a representar a sirvientas, mecánicos, obreros, "mojados" o choferes de microbús.

Por otro lado, el mexicano promedio muchas veces se siente avergonzado —o, dirán algunos, acomplejado— cuando se compara con la gente de otros países del mundo: a menudo nos percibimos como inferiores a un alemán o a una francesa, por ejemplo, sólo porque la genética y la adaptación evolutiva dictaron que éstos fueran más altos y tuvieran el cabello rubio y los ojos azules; lo mismo sucederá con prácticamente cualquier otro europeo o europea, o con algún sudamericano con esta misma ascendencia. Y no será extraño que la mamá o la abuela digan que la unión de la genética mestiza mexicana con alguna extranjera blanca —o, incluso, de una mexicana con piel clara— habrá "mejorado la raza". A este fenómeno de percepción social muchos lo han llamado pigmentocracia: la prevalencia de quienes tienen menos melanina sobre quienes tienen la piel morena. Y es un hecho comprobado estadísticamente que la gente de piel morena y rasgos indígenas tiene menos probabilidades de ser aceptada y ascender en un empleo que quienes son blancos y tienen fisonomía más europea, aunque ambos estén igualmente capacitados para el puesto.

Esta es una realidad que, muchas veces, cuesta trabajo aceptar. Una primera explicación, creo yo, sería la herencia que nos dejaron tres siglos de colonización española y un sistema de castas que rigió la dinámica social durante el tiempo que duró el virreinato. Este sistema de jerarquía social basado en la desigualdad étnica privilegiaba, en primer lugar, a los españoles venidos de la península; después estaban los criollos, que eran españoles nacidos aquí y que por esa simple razón tenían menos ventajas; al final de la escala estaban los indios y los negros; entre ellos estaban los mestizos, hijos de español e india, los castizos, los lobos, los chinos, los moriscos, los mulatos y toda una serie de denominaciones que, a la fecha, seguimos usando para denostar a nuestros compatriotas a los que, por alguna razón, percibimos como inferiores.

Esta crónica de castas, aunque derogada hace más de doscientos años, parece haber permanecido en el inconsciente de la colectividad del mexicano. En pleno siglo XXI, la gente prieta sigue siendo discriminada, incluso dentro de sus propias familias, y por esa razón maquillan sus rostros y se tiñen el pelo para verse menos indios o menos nacos. Dos siglos después, nuestra sociedad poscolonial sigue mirándose en un espejo que le devuelve dos realidades adversas: por un lado, su raíz indígena, la cual le otorga el color de la tierra, los ojos marrones o negros, el pelo lacio y duro, y la nariz aguileña que recuerda a los idolillos que fabricaron esos salvajes que, le dijeron, son sus ancestros; y por el otro, están las otras raíces, el abuelo o el tatarabuelo español o francés o alemán o inglés a cuya ascendencia se apela para sentirse un poco menos ordinario, menos corriente, menos mestizo, pero cuya identificación con el individuo resulta contradictoria y remota. Y en esa indefinición se queda la idea de quién es verdaderamente el mexicano y qué lugar ocupa en el mundo.

Esta cuestión podrá parecer exagerada, o bien, de tan común y tan asumida se ha normalizado. Es decir, a fuerza de usar totonaca o india como insultos, los hemos adoptado como tales. Tantas veces nos han dicho güero o güera en los mercados sobre ruedas, con el fin de halagarnos, que es como si una parte de nosotros realmente se sintiera güera —o, al menos, no tan prieta, ni tan naca ni tan india como la que cala una papaya para ofrecérnosla en venta. Y nos parece tan natural tomar pequeñas microdecisiones de rechazo a quienes, si diéramos marcha atrás trescientos años en el calendario, formarían parte de una casta inferior, que cuando alguien nos sugiere la existencia del racismo en México, lo volteamos a ver como si nos hablaran en náhuatl.

El problema del racismo y la discriminación por pigmentación que acusa la sociedad mexicana es profundo y arraigado, y no tiene una solución fácil. Algunas acciones que podrían abonar a una sociedad más tolerante sería la visibilización de los insultos, apodos y bromas racistas o pigmentocráticas como una práctica de discriminación, o la construcción de una especie de "autoestima nacional" que nos permita mirar a otros grupos humanos frente a frente y no con una actitud de sumisión; es decir, realizar un viaje de autoconocimiento de nuestra historia colectiva y personal, y ubicarnos en un sitio que nos permita dejar de ver a algunos como inferiores y a otros como superiores por el color de su piel o sus rasgos y por la programación de la que hemos sido objeto en la sociedad occidental. Pero, sobre todo, sería útil desenterrar el espejo de la historia, mirarnos fijamente en él y aceptarnos como lo que somos, sin idealizar una raíz o las otras, y a partir de eso entender y asumir nuestro sitio en el mundo. Bicaalú

Francisco Masse