×

Aviso de privacidad

LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES
EN POSESIÓN DE PARTICULARES

AVISO DE PRIVACIDAD

RESPONSABLE. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., persona moral constituida conforme a las normas mexicanas, con domicilio ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, México, Distrito Federal, es responsable del uso y protección de sus datos personales, por lo que en cumplimiento a la LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES EN POSESIÓN DE PARTICULARES, así como de su Reglamento, INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., se compromete a dar tratamiento legítimo, a los datos personales que usted proporcione con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio o cualquier información relacionada con usted, de la que dispongamos, con el compromiso de resguardarla, asegurando su confidencialidad, almacenamiento y protección. Al respecto, le informamos lo siguiente:

FINALIDAD DEL TRATAMIENTO DE DATOS. La responsable recabará los datos personales que usted voluntariamente proporcione y serán utilizados con fines de selección y reclutamiento de personal, para la prestación de servicios profesionales o para la adquisición de productos o servicios. De manera adicional, su información personal podrá ser transferida a otras empresas que celebren o tengan celebrado contrato con la sociedad en mención para fines laborales, comerciales o de servicios.

En el caso de que usted solicite que sus datos no sean tratados para los fines adicionales que se indican, podrá hacerlo del conocimiento de la responsable dentro de 5 días hábiles, contados a partir de que usted los haya proporcionado por escrito o de que usted tenga conocimiento de que disponemos de ellos, por algún comunicado que se le haya enviado a su domicilio o que reciba de la responsable, como consecuencia de la prestación de servicios o contratos celebrados, con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio, o cualquier información relacionada con usted, proporcionada por terceros para llevar a cabo los objetivos, compromisos u obligaciones adquiridas con la responsable, de conformidad con el aviso de privacidad que respecto de sus datos personales se hayan proporcionado por los conductos correspondientes.
En el supuesto de que no se manifieste respecto a lo señalado en el párrafo anterior, se entenderá que otorga su consentimiento para utilizar sus datos personales o realizar la citada transferencia.

La negativa para el uso de sus datos personales para dichas finalidades, no será motivo para que le neguemos trabajo, prestación de servicios o productos que solicita o contrata con la responsable.

OBTENCION DE DATOS PERSONALES. Para llevar a cabo las finalidades descritas en el presente aviso de privacidad, la responsable recabará los siguientes datos personales

CANDIDATOS A VACANTES.- Datos personales que se recabarán, almacenarán y/o utilizarán, como parte del proceso de reclutamiento y selección: 1) Datos de identificación, tales como nombre completo, domicilio particular, fecha de nacimiento, nacionalidad, ocupación o profesión, teléfono(s), correo electrónico, número de seguridad social, clave única del registro de población y registro federal de contribuyentes; (2) Datos académicos referentes a su formación académica, grado de preparación y especialización; (3) Datos laborales referentes a su experiencia, formación, especialización y desempeño laboral; (4) Datos sensibles en términos de la Ley, tales como ingresos, salario, beneficios y prestaciones, condiciones socio-económicas, datos proporcionados por sociedades de información crediticia, datos sobre sus familiares y/o dependientes económicos, referencias personales, para solicitarles la información que se requiera con motivo de la solicitud de trabajo, datos sobre su estado de salud pasado, presente y futuro, datos respecto de enfermedades congénitas ó crónicas, resultados de exámenes psicométricos, datos sobre su capacidad intelectual, características de personalidad y habilidades administrativas y gerenciales; (4) Los que adicionalmente en su caso, se requieran para el proceso indicado.
En el supuesto de que resulte viable la solicitud de trabajo, sus datos personales se proporcionarán a la empresa que lo contratará para que preste los servicios correspondientes a la responsable.

PROVEEDORES.- Para proceso de selección, la verificación de datos personales proporcionados (nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio, teléfono y los que en su caso se requieran) y la investigación de referencias personales y laborales, para determinar la procedencia de una relación contractual para la adquisición de un producto o servicio.

CLIENTES.- Nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio y teléfono, necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

COLABORADORES Y ESCRITORES DE LA REVISTA “BICAA’LU” U OTRAS EDITADAS POR LA RESPONSABLE.- Nombre, correo electrónico, número telefónico, domicilio u otros datos necesarios para realizar las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento de la relación pactada por escrito o de forma verbal.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

SUSCRIPTORES.- Nombre, domicilio, ciudad, país, número telefónico y correo electrónico u otros datos necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable podrá obtener información de los titulares de los datos personales, por conducto de otras fuentes permitidas por la Ley, tales como directorios telefónicos o laborales; diarios, gacetas o boletines oficiales y medios de comunicación social. Los datos que se obtengan por estos medios serán, entre otros, nombre, domicilio ó números telefónicos, emails del titular de los datos personales e información corporativa, tratándose de personas morales.

TRANSFERENCIAS DE DATOS. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., se compromete a cumplir los principios legales de protección en cuanto a la transferencia de datos personales y a tomar las medidas necesarias y suficientes para garantizar que el presente aviso de privacidad sea respetado por la responsable o por terceros, con los que guarde alguna relación jurídica.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., podrá realizar la transferencia y/o remisión de datos a:

  • Terceros proveedores de servicios, para el cumplimiento de las obligaciones legales adquiridas con INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V.
  • Socios comerciales con los que INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S DE R.L. DE C.V. lleve a cabo convenios o contratos enfocados al desarrollo y comercialización de nuevos productos.
  • Profesionistas, asesores, consultores externos, para el efecto de la administración de operaciones, de los servicios y demás actos que la responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales, así como para la defensa de los intereses de cualquier responsable tercero, ante cualquier controversia legal que surja con motivo de dichas operaciones y servicios, señalando de manera enunciativa a empresas de cobranza, auditores externos, legales y contables, outsourcing, entre otros.

Le informamos que sus datos personales podrán ser compartidos o transferidos con las sucursales de la responsable, que se ubiquen en el interior de la República Mexicana, con organizaciones, instituciones, personas físicas o terceros en general, para fines laborales respecto de determinado arte, oficio, o profesión; para la adquisición de productos o servicios, o para la prestación de servicios profesionales.

LIMITACIÓN DE USO O DIVULGACIÓN DE DATOS PERSONALES. La responsable se obliga a guardar confidencialidad respecto de los datos personales proporcionados, aún después de finalizar sus relaciones con el titular. Asimismo, se compromete a observar los principios de licitud, consentimiento, información, calidad, finalidad, lealtad, proporcionalidad y responsabilidad, previstos en la ley, adoptando medidas de seguridad administrativas, técnicas y físicas, para proteger los datos proporcionados contra daño, pérdida, uso, acceso o tratamiento no autorizado.

La responsable le informa que posee, recaba o recabará de usted, los datos personales necesarios, principalmente para la adecuada realización de las operaciones y prestación de los servicios, así como para la celebración de los demás actos que cada responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales. Dichos datos personales pueden haber sido obtenidos de usted, ya sea personalmente o bien, directamente por cualquier medio electrónico, óptimo, sonoro, visual o a través de terceros y de otras fuentes permitidas por la ley, tales como las sociedades de información crediticia.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA S. DE R. L. DE C.V., no recabará datos sensibles, salvo los mencionados en el apartado (4) del título denominado Candidatos a Vacantes. Para el caso de que requiera de otros datos sensibles por necesidades de la empresa, se lo hará saber de manera escrita.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., no venderá y tampoco prestará sus datos personales a ningún tercero. Sin embargo, podrá transferir sus datos particulares a las sucursales que forman parte de la sociedad en mención, para fines laborales, comerciales o de servicios contratados con terceros. Unicamente los revelará por requerimiento de la autoridad competente.

Si usted como titular recibe comunicados de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., por motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud o servicios, se debe a que la responsable original de sus datos personales los ha transferido a INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., para dar cumplimiento a los términos estipulados en la relación que los une, conforme al aviso de privacidad que se le haya notificado por los medios que se consideraron adecuados.

Para limitar el uso o divulgación de su información personal, usted puede hacer uso de los siguientes medios:

  • Su inscripción en el Registro Público para evitar duplicidad, que está a cargo de la Procuraduría Federal del Consumidor, con la finalidad de que sus datos no sean utilizados para recibir publicidad o promociones de empresas de bienes o servicios. Para mayor información sobre este registro, usted puede consultar el portal de Internet de la Profeco, o bien, ponerse en contacto directo con ésta.
  • Mediante registro en el Listado de Exclusión de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., a fin de que sus datos personales no sean tratados para fines mercadotécnicos, publicitarios o de protección comercial por nuestra parte. Para ser incluido dentro del listado, deberá presentar solicitud por escrito de manera personal, al responsable para conocer lo relacionado con el derecho ARCO, dentro del término de 5 días hábiles señalado.

El tratamiento de los datos personales se hará conforme al presente aviso de privacidad, salvo en los casos previstos por el artículo 10 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

DERECHO ARCO. El titular de los datos personales o su representante legal, tiene derecho a conocer que datos personales tenemos de usted, para que los utilizamos y las condiciones de uso que les damos (ACCESO). Asimismo, es su derecho solicitar la corrección de su información personal en caso de que esté desactualizada, sea inexacta o incompleta (RECTIFICACION); que la eliminemos de nuestros registros o bases de datos, cuando considere que no está siendo utilizada conforme a los principios, deberes y obligaciones previstas en la normatividad (CANCELACION); así como oponerse al uso de sus datos personales para fines específicos (OPOSICION).

Para el ejercicio de cualquiera de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición o para revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, usted deberá presentar solicitud por escrito en el domicilio legal de la responsable, en la que conste la rúbrica del solicitante, dirigida a la responsable y que deberá recibir el encargado para conocer lo relacionado con el derecho ARCO y que deberá contener:

  1. El nombre del titular y domicilio o correo electrónico, para comunicarle la respuesta a su solicitud;
  2. Los documentos que acrediten la identidad o, en su caso, la representación legal del titular;
  3. La descripción clara y precisa de los datos personales respecto de los que se busca ejercer alguno de los derechos antes mencionados o para solicitar la revocación de consentimiento para el uso de sus datos personales y
  4. Cualquier otro elemento o documento que facilite la localización de los datos personales.

La responsable comunicará al titular, en un plazo máximo de veinte días hábiles, contados desde la fecha en que se recibió la solicitud de acceso, rectificación, cancelación u oposición, la determinación adoptada, a efecto de que, si resulta procedente, se haga efectiva la misma dentro de los quince días siguientes a la fecha en que se comunica la respuesta. Tratándose de solicitudes de acceso a datos personales, procederá la información, previa acreditación de la identidad del solicitante o representante legal, según corresponda.

Los plazos antes referidos podrán ser ampliados una sola vez por un periodo igual, siempre y cuando así lo justifiquen las circunstancias del caso.

La responsable no estará obligada a cancelar los datos personales, cuando se actualice alguno de los siguientes supuestos, previstos por el artículo 26 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

  1. Se refiera a las partes de un contrato privado, social o administrativo y sean necesarios para su desarrollo y cumplimiento;
  2. Deban ser tratados por disposición legal;
  3. Obstaculice actuaciones judiciales o administrativas vinculadas a obligaciones fiscales, la investigación y persecución de delitos o la actualización de sanciones administrativas;
  4. Sean necesarios para proteger los intereses jurídicamente tutelados del titular;
  5. Sean necesarios para realizar una acción en función del interés público;
  6. Sean necesarios para cumplir con una obligación legalmente adquirida por el titular, y
  7. Sean objeto de tratamiento para la prevención o para el diagnóstico médico o la gestión de servicios de salud, siempre que dicho tratamiento se realice por un profesional de la salud sujeto a un deber de secreto.

REVOCACION DE CONSENTIMIENTO PARA USO DE DATOS PERSONALES. Usted puede revocar el consentimiento que, en su caso, nos haya otorgado para el tratamiento de sus datos personales. Sin embargo, es importante que tenga en cuenta que no en todos los casos podremos atender su solicitud o concluir el uso de forma inmediata, ya que es posible que por alguna obligación legal o contractual, a la que usted se haya obligado, requiramos continuar tratando sus datos personales. Asimismo, usted deberá considerar que para ciertos fines, la revocación de su consentimiento implicará que no le podamos seguir prestando el servicio que nos solicitó, o la conclusión de su relación contractual con la responsable.

CAMBIOS EN AVISO DE PRIVACIDAD. El presente aviso de privacidad puede sufrir modificaciones, cambios o actualizaciones derivadas de nuevos requerimientos legales; de nuestras propias necesidades por los productos o servicios que ofrecemos; de nuestras prácticas de privacidad; de cambios de nuestro modelo de negocio, o por otras causas.

Nos comprometemos a mantenerlo informado sobre los cambios que pueda sufrir el presente aviso de privacidad, a través de nuestra página de internet www.asecon.mx

ENCARGADO. Para el ejercicio de su derecho ARCO o revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, o dudas que pudiera tener respecto al tratamiento de su información, deberá presentar por escrito su solicitud al responsable designado para darle trámite, Sr. Israel Néquiz Luna, en el domicilio legal de la responsable, ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, en la Ciudad de México, D.F., de lunes a viernes (exceptuando días festivos), en horario de 16:00 a 18:00 hrs. Para fines informativos, podrá comunicarse con la persona indicada en el horario mencionado al número telefónico (55) 44-45-77-01, en el Distrito Federal y del interior de la República al número 01800- 8727326; también le proporcionamos para fines informativos correo electrónico privacidad@asecon2006.com.mx

Ultima actualización del Aviso de Privacidad: 25 de Julio de 2013.

×

Encuéntranos

En toda la República, en

Sanborns

En la Ciudad de México, en

Librerías El Sótano

Librerías El Sótano de la CDMX (en exhibidores en el área de cajas).

Librerías Gandhi

Librería Gandhi Miguel Ángel de Quevedo

Urban Corner

Tiendas duty free y Restaurante Urban Corner del Aeropuerto de la Ciudad de México.

Voceadores

Voceadores en cruces de calles (en Avenida Universidad y distintos puntos del Centro Histórico de la CDMX).

×

Cartelera mensual

Cartelera mensual Bicaalú

en

Inspiración

Comer el mar

Antonio Calera-Grobet
Enero, 2017

#Inspiración

¿Qué es el alimento?
El alimento es todo aquello
que nos nutre.

Alejandro Dumas.
Una ida que es un regreso

Nada sobresalta más a los paseantes que el viaje, eso ya se sabe, y quizá nada los sobresalte más que un viaje al mar. Destrancarse hacia el azul constituye un viaje a la semilla, cosa de sensación prehistórica, mágica, sideral. Una pátina de alivio cae en el yo primitivo, como si uno, al desandar una carretera,  desenredara también esa madeja siniestra que nos ha tapado los ojos de lo importante, cotidianamente, que nos ha cubierto la pasión, paulatinamente como una yedra. Uno se aligera en ese regreso al origen, a ese manto acuífero de la primera cultura que nos viene del litoral. Uno va dejando el lastre a un lado y se asemeja, progresivamente, a lo que era. Menos de la edificación de la ansiedad y más de la consideración de la tranquilidad. Y apenas digo se aligera y quisiera haber escrito se recarga. Eso. Un proceso de vacío de vacío, y llenado de energía de ser es lo que le viene a uno al dirigirse al mar. Como si confiáramos se tratará siempre, esa suerte de flotación sobre las aguas de uno mismo, de un buceo filosófico que llegará a buen puerto. Nadie se pierde cerca del mar. Y uno ahí no pesa: surfea. Uno no encalla: calla. Uno, en pocas palabras, se limpia. Se reencuentra en la inmersión profunda en el ser de dentro, el que dormitaba dentro de las conchas. Ese es nuestro ser mar: el que se sacude la arena en los zapatos, el que recuerda que hay piel para los moscos, y sol para los pelos, y que es posible vivir a cielo abierto. Con cielo. Y principalmente que hay sudor, hay otras formas del español: que somos nosotros, en verdad, los que nos dormimos en nuestras hamacas y que en ellas, hemos dejado de soñar.

Y es que el mar saca lo mejor de nosotros. Como si en ese hecho de meter los pies en la arena, ir sacando arena como si nuestros pies fueran aletas, en verdad estuviéramos rastreándonos, sacándonos de nuestro agujero. No desovamos los metropolitanos: nos levantamos, en ese acto. Sale entonces el hambre de vivir la vida, no al galope sino a la brazada, en los términos más puros. Dejamos de clavarnos en un solo acto: el clavado. No hay emperifolle, no hay calzado, no hay juntas de trabajo: hay bermudas, chanclas, trajes de baño. Y cerveza, vinos. Bares bajo los tejados. Eso es lo que hay. ¿Se necesita más para armar el relato? No. Sólo vino blanco, comida y cigarros.

¿Cuántas veces, apenas llegados al mar, nos hemos sentido atrapados entre una y otra versiones de nosotros mismos? Esos momentos en que, ya de vigías en el balcón del hotel, abierta la ventana y las cortinas ondeando, ahí parados dizque marineros ante la majestuosidad del mare magnum, seguimos pensando en estupideces, en tribulaciones vulgares, sometimientos perpetuos al mundo del dinero? Siempre atados al trabajo. ¿Cuánto tiempo, pues, en hacer de ese monstruo de belleza un mare nostrum, dejar de pensar y tirarnos al camastro, con los nuestros, felices de la vida, tirados al placer, a defenestrar el tiempo?  ¿Cuánto en volvernos ballenas, tiburones blancos, sirenas, tritones, con nuestros familiares, nuestros carnales, nuestros amores? He ahí el ecce homo del concreto y el celular, el pobre diablo que no sabe ver, no sabe, metafóricamente, nadar entre esas aguas, hacerse a la mar. ¿Miento? ¿Cuánto tiempo? Y claro, cuando ya vamos tirando las primeras zambullidas, los primeros tragos, es hora de regresar a nuestro reino de poliéster, al despacho de tarugadas, sin haber desmugrado del todo nuestro paquidérmico cerebro plagado de pendejadas.

Tirar la bomba

Habría pues que atreverse a soltar la bomba de una vez, descalzarse (¿desclasarse?),  dejarnos ir por el cauce de estas aguas, y comenzar a sentir, por ejemplo, el hambre de mar. No me refiero al antojo que surge de pronto de comer pescado o mariscos, sino a esa hambre marítima, marisca, lunar, que le sale a uno desde lo más oculto del ser, desde el fondo de un abisal. Un hambre que pudiéramos denominar como sedienta, un hambre de Tritón la que surge después de nadar. ¿Recuerdas el hambre arrasadora que te daba cuando eras niño y acababas de chapotear? ¿De las papas con salsa a un costado de la alberca, (tú con los ojos de cloro y las manos arrugadas), el olor de la comida al llegar a la mesa, el humo de la carne asada sobre esa parrilla repleta?

Y esa forma de picar. Todo se convierte en una botana siempre que uno aspire a rellenar la panza. Frutas picadas, nueces, granos, todo tipo de papas con salsas. Y es que en el mar la vida es más sabrosa, en el mar jamamos mucho más.

La marea y su  nariz

Y esos olores, ¿recuerdas? ¿Ese peculiar olor a pasto verde, zona lacustre, puerto en salitre? ¿Mezclado con capa de bronceadores, repelentes de mosquitos, bloqueadores, en fin, afeites infinitos? ¿Huelen las cosas en la ciudad? Por supuesto que no. Si le preguntáramos a un científico nos diría que el mar huele a Sulfuro de Dimetilo (DMS). Que por el Sulfuro de Dimetilo producido en todos los océanos del mundo por millones de toneladas (gracias a las bacterias que viven cerca del plancton y las plantas y algas marinas), nos llega ese aliento del mar. Pero esa respuesta que no nos va. El mar huele a un ritmo. Ni pasivo ni agresivo porque sin importar si el mar está bravo o calmo, huele igual. No importa si le llamamos la mar o el mar, el olor es el mismo. Los niños dicen: ¡Huele a mar! (¿a amar?).  Insisto: nos proviene en oleadas su vaho, con el ritmo de un telar. ¿Que qué teje ese telar? El manto marino, claro, pero la cosa va más allá. Como si se tejiera a él nuestra conciencia natural. El hilo de la rueca de mar teje nuestra imaginación con esa nube, ese halo, ese humor. A regurgito de algas, de salitre, de pescados muertos o peces vivos, de vida ozoneada, vida por el vaivén zarandeada entre petróleo y alquitrán.

Palacio de Hielo

Nunca más tan amigos del hielo. Recordemos ese momento, sólo por un momento, en que las tiendas de oportunidad no fueron una mojonera capitalista: el momento de parar el auto, asfixiados con ese aire caliente que no sabemos si sale o viene, que no sabemos si nos da o nos quita el aliento, y bajamos por unos seis de cervezas a tan vapuleados establecimientos. Recordarlo. Abre la puerta y entra. ¡Oh Dios! ¡El Mundo Maravilloso del Clima Artificial! Bienvenido al Palacio del Hielo. Queremos hielo. Ron y hielo. Cervezas, ron y hielo y unos chicharrones de puerco. Y hielo. Y cigarros bajo cero. Para hacer cubas, clamatos, vodkas, cocos con ginebra, piñas coladas, daikiris. Para todos los gustos hay, lo que cada quien quiera para ser feliz. Ahí en la playa, con los nuestros, en un tobogán sin fin.  La idea es ponerse a flotar. De muertito. Sólo flotar. Ni tanto que nos emborrache ni tanto que nos deje secar. Esa es la mejor borrachera de mar.

Sinfonía del mar

Te propongo desde esta página que nos vayamos a la playa. Que nos olvidemos un poco de los continentes y viajemos a la mar para renovar el alma. Ven. Anda. Porque como dice la canción, yo sólo creo en una cosa: vaya que en el mar la vida es más sabrosa. ¿Recuerdas ahora la primera vez que comiste de sus frutos, que saboreaste todo eso que se esconde bajo sus olas? ¿De la vez que comiste tus primeros camarones, tus primeros ostiones? Pura magia, ¿no es así? ¡Verdadero manjar de los dioses! Y es que lo marino nos habla del mayor misterio, del maravilloso origen de la vida sobre el planeta. En serio: ¿no es acaso el mar ese gigantesco caldo del que provenimos todos, esa gran olla de agua y sal en la que se cocina la misma existencia?

Y es que como dice Pablo Neruda al final de su "Oda al mar", los océanos se nos brindan tal como lo haría una madre generosa: "Porque en nosotros mismos, en la lucha, está el pez, está el pan, está el milagro". Ya lo creo. El milagro más grande, la morralla más hermosa de alimentos que existe sobre la faz de la tierra. Peces y mariscos en estado puro como en el oriente, o bien tirados a la plancha o la parrilla, rostizados, tratados apenas por el fuego, acaso con ajos, oliva y sal. O bien como casi en todo el occidente: frutos del mar en diferentes guisos: sopas frías (como la bouillabaise), o fondos calientes (pozoles, moles, marmitas tradicionales en todos los países). Frutos también en cocteles, ensaladas, pastas, bocatas, en recetas más sencillas o más barrocas. Frescos o conservados. De mil formas. Pero siempre ahí, como una de las grandes maravillas de la gastronomía mundial. Así es: lo marino como regalo divino. Porque hay que decir que la comida del mar no es para cualquier día. Significa una fiesta especial: un ritual de paz, para la serenidad, un himno a la alegría, la escapatoria magistral a la cárcel de la rutina. Por eso es que su frescura nos contagia: nos abre, nos enternece, nos alacia el alma.

¿Por qué será que los crustáceos, los moluscos, los calamares o pulpos, los peces, los bivalvos, en fin, la majestuosa cantidad de frutos que nos regala el agua, nos hablan de otra manera y hasta nos cambian la mirada? Tal vez por provenir del agua, ese inmenso firmamento líquido al que nombramos el mar o la mar, según su temperamento (¿nuestro miedo?), el carácter tempestivo o calmo de su marea. Mar. Lo contrario al desierto. Mar. Sinónimo de lo providencial. Por todo esto: Gracias mar por la abundancia. Gracias por la generosidad. Por llenar nuestras redes una y otra vez con tu belleza. Nunca nadie podrá olvidarte. Gracias por tu oleaje que dice sí, eternamente, y que nos enseña a no rendirnos ante nada. Eres tú mismo la grandeza.

Gracias en verdad por tus tesoros, que han iluminado las cocinas de los hombres desde el pasado más remoto. Gracias, pues, por alumbrar tantos rostros, y gracias también por tus colores, tus olores, que son el vestido de la gran sabiduría. Gracias, claro, en nombre de todos los comedores, que reconocemos diariamente la infinita felicidad que nos han prodigado todos tus sabores.

Gracias, también, por supuesto, por cuidar de nuestros pescadores. Por cuidar de sus barcos, la orientación de sus timones. Gracias en nombre de todos los cocineros, de todos los mesones. Gracias. Pero sobre todo gracias en verdad por una cosa mágica, casi de orden sideral: gracias a ti, mar, por darnos la sal.

Un regreso que no se da

Uno no se va nunca del barrio, como uno nunca se va del mar. La mar se queda con uno o uno con el mar. Y es que el mar hace agua en nuestro adentro. La memoria se anega en su agua de sal. "Mar adentro", debería de decirse de ese ánimo. "Mar abierto", quizá. En fin que uno nunca se va del mar. Pesa la partida, una vez posada nuestra mirada en su paz. Habrá pues que remangarse los pantalones, tomar el timón, y regresar a casa. Bicaalú

Antonio Calera-Grobet