×

Aviso de privacidad

LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES
EN POSESIÓN DE PARTICULARES

AVISO DE PRIVACIDAD

RESPONSABLE. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., persona moral constituida conforme a las normas mexicanas, con domicilio ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, México, Distrito Federal, es responsable del uso y protección de sus datos personales, por lo que en cumplimiento a la LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES EN POSESIÓN DE PARTICULARES, así como de su Reglamento, INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., se compromete a dar tratamiento legítimo, a los datos personales que usted proporcione con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio o cualquier información relacionada con usted, de la que dispongamos, con el compromiso de resguardarla, asegurando su confidencialidad, almacenamiento y protección. Al respecto, le informamos lo siguiente:

FINALIDAD DEL TRATAMIENTO DE DATOS. La responsable recabará los datos personales que usted voluntariamente proporcione y serán utilizados con fines de selección y reclutamiento de personal, para la prestación de servicios profesionales o para la adquisición de productos o servicios. De manera adicional, su información personal podrá ser transferida a otras empresas que celebren o tengan celebrado contrato con la sociedad en mención para fines laborales, comerciales o de servicios.

En el caso de que usted solicite que sus datos no sean tratados para los fines adicionales que se indican, podrá hacerlo del conocimiento de la responsable dentro de 5 días hábiles, contados a partir de que usted los haya proporcionado por escrito o de que usted tenga conocimiento de que disponemos de ellos, por algún comunicado que se le haya enviado a su domicilio o que reciba de la responsable, como consecuencia de la prestación de servicios o contratos celebrados, con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio, o cualquier información relacionada con usted, proporcionada por terceros para llevar a cabo los objetivos, compromisos u obligaciones adquiridas con la responsable, de conformidad con el aviso de privacidad que respecto de sus datos personales se hayan proporcionado por los conductos correspondientes.
En el supuesto de que no se manifieste respecto a lo señalado en el párrafo anterior, se entenderá que otorga su consentimiento para utilizar sus datos personales o realizar la citada transferencia.

La negativa para el uso de sus datos personales para dichas finalidades, no será motivo para que le neguemos trabajo, prestación de servicios o productos que solicita o contrata con la responsable.

OBTENCION DE DATOS PERSONALES. Para llevar a cabo las finalidades descritas en el presente aviso de privacidad, la responsable recabará los siguientes datos personales

CANDIDATOS A VACANTES.- Datos personales que se recabarán, almacenarán y/o utilizarán, como parte del proceso de reclutamiento y selección: 1) Datos de identificación, tales como nombre completo, domicilio particular, fecha de nacimiento, nacionalidad, ocupación o profesión, teléfono(s), correo electrónico, número de seguridad social, clave única del registro de población y registro federal de contribuyentes; (2) Datos académicos referentes a su formación académica, grado de preparación y especialización; (3) Datos laborales referentes a su experiencia, formación, especialización y desempeño laboral; (4) Datos sensibles en términos de la Ley, tales como ingresos, salario, beneficios y prestaciones, condiciones socio-económicas, datos proporcionados por sociedades de información crediticia, datos sobre sus familiares y/o dependientes económicos, referencias personales, para solicitarles la información que se requiera con motivo de la solicitud de trabajo, datos sobre su estado de salud pasado, presente y futuro, datos respecto de enfermedades congénitas ó crónicas, resultados de exámenes psicométricos, datos sobre su capacidad intelectual, características de personalidad y habilidades administrativas y gerenciales; (4) Los que adicionalmente en su caso, se requieran para el proceso indicado.
En el supuesto de que resulte viable la solicitud de trabajo, sus datos personales se proporcionarán a la empresa que lo contratará para que preste los servicios correspondientes a la responsable.

PROVEEDORES.- Para proceso de selección, la verificación de datos personales proporcionados (nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio, teléfono y los que en su caso se requieran) y la investigación de referencias personales y laborales, para determinar la procedencia de una relación contractual para la adquisición de un producto o servicio.

CLIENTES.- Nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio y teléfono, necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

COLABORADORES Y ESCRITORES DE LA REVISTA “BICAA’LU” U OTRAS EDITADAS POR LA RESPONSABLE.- Nombre, correo electrónico, número telefónico, domicilio u otros datos necesarios para realizar las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento de la relación pactada por escrito o de forma verbal.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

SUSCRIPTORES.- Nombre, domicilio, ciudad, país, número telefónico y correo electrónico u otros datos necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable podrá obtener información de los titulares de los datos personales, por conducto de otras fuentes permitidas por la Ley, tales como directorios telefónicos o laborales; diarios, gacetas o boletines oficiales y medios de comunicación social. Los datos que se obtengan por estos medios serán, entre otros, nombre, domicilio ó números telefónicos, emails del titular de los datos personales e información corporativa, tratándose de personas morales.

TRANSFERENCIAS DE DATOS. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., se compromete a cumplir los principios legales de protección en cuanto a la transferencia de datos personales y a tomar las medidas necesarias y suficientes para garantizar que el presente aviso de privacidad sea respetado por la responsable o por terceros, con los que guarde alguna relación jurídica.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., podrá realizar la transferencia y/o remisión de datos a:

  • Terceros proveedores de servicios, para el cumplimiento de las obligaciones legales adquiridas con INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V.
  • Socios comerciales con los que INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S DE R.L. DE C.V. lleve a cabo convenios o contratos enfocados al desarrollo y comercialización de nuevos productos.
  • Profesionistas, asesores, consultores externos, para el efecto de la administración de operaciones, de los servicios y demás actos que la responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales, así como para la defensa de los intereses de cualquier responsable tercero, ante cualquier controversia legal que surja con motivo de dichas operaciones y servicios, señalando de manera enunciativa a empresas de cobranza, auditores externos, legales y contables, outsourcing, entre otros.

Le informamos que sus datos personales podrán ser compartidos o transferidos con las sucursales de la responsable, que se ubiquen en el interior de la República Mexicana, con organizaciones, instituciones, personas físicas o terceros en general, para fines laborales respecto de determinado arte, oficio, o profesión; para la adquisición de productos o servicios, o para la prestación de servicios profesionales.

LIMITACIÓN DE USO O DIVULGACIÓN DE DATOS PERSONALES. La responsable se obliga a guardar confidencialidad respecto de los datos personales proporcionados, aún después de finalizar sus relaciones con el titular. Asimismo, se compromete a observar los principios de licitud, consentimiento, información, calidad, finalidad, lealtad, proporcionalidad y responsabilidad, previstos en la ley, adoptando medidas de seguridad administrativas, técnicas y físicas, para proteger los datos proporcionados contra daño, pérdida, uso, acceso o tratamiento no autorizado.

La responsable le informa que posee, recaba o recabará de usted, los datos personales necesarios, principalmente para la adecuada realización de las operaciones y prestación de los servicios, así como para la celebración de los demás actos que cada responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales. Dichos datos personales pueden haber sido obtenidos de usted, ya sea personalmente o bien, directamente por cualquier medio electrónico, óptimo, sonoro, visual o a través de terceros y de otras fuentes permitidas por la ley, tales como las sociedades de información crediticia.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA S. DE R. L. DE C.V., no recabará datos sensibles, salvo los mencionados en el apartado (4) del título denominado Candidatos a Vacantes. Para el caso de que requiera de otros datos sensibles por necesidades de la empresa, se lo hará saber de manera escrita.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., no venderá y tampoco prestará sus datos personales a ningún tercero. Sin embargo, podrá transferir sus datos particulares a las sucursales que forman parte de la sociedad en mención, para fines laborales, comerciales o de servicios contratados con terceros. Unicamente los revelará por requerimiento de la autoridad competente.

Si usted como titular recibe comunicados de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., por motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud o servicios, se debe a que la responsable original de sus datos personales los ha transferido a INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., para dar cumplimiento a los términos estipulados en la relación que los une, conforme al aviso de privacidad que se le haya notificado por los medios que se consideraron adecuados.

Para limitar el uso o divulgación de su información personal, usted puede hacer uso de los siguientes medios:

  • Su inscripción en el Registro Público para evitar duplicidad, que está a cargo de la Procuraduría Federal del Consumidor, con la finalidad de que sus datos no sean utilizados para recibir publicidad o promociones de empresas de bienes o servicios. Para mayor información sobre este registro, usted puede consultar el portal de Internet de la Profeco, o bien, ponerse en contacto directo con ésta.
  • Mediante registro en el Listado de Exclusión de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., a fin de que sus datos personales no sean tratados para fines mercadotécnicos, publicitarios o de protección comercial por nuestra parte. Para ser incluido dentro del listado, deberá presentar solicitud por escrito de manera personal, al responsable para conocer lo relacionado con el derecho ARCO, dentro del término de 5 días hábiles señalado.

El tratamiento de los datos personales se hará conforme al presente aviso de privacidad, salvo en los casos previstos por el artículo 10 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

DERECHO ARCO. El titular de los datos personales o su representante legal, tiene derecho a conocer que datos personales tenemos de usted, para que los utilizamos y las condiciones de uso que les damos (ACCESO). Asimismo, es su derecho solicitar la corrección de su información personal en caso de que esté desactualizada, sea inexacta o incompleta (RECTIFICACION); que la eliminemos de nuestros registros o bases de datos, cuando considere que no está siendo utilizada conforme a los principios, deberes y obligaciones previstas en la normatividad (CANCELACION); así como oponerse al uso de sus datos personales para fines específicos (OPOSICION).

Para el ejercicio de cualquiera de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición o para revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, usted deberá presentar solicitud por escrito en el domicilio legal de la responsable, en la que conste la rúbrica del solicitante, dirigida a la responsable y que deberá recibir el encargado para conocer lo relacionado con el derecho ARCO y que deberá contener:

  1. El nombre del titular y domicilio o correo electrónico, para comunicarle la respuesta a su solicitud;
  2. Los documentos que acrediten la identidad o, en su caso, la representación legal del titular;
  3. La descripción clara y precisa de los datos personales respecto de los que se busca ejercer alguno de los derechos antes mencionados o para solicitar la revocación de consentimiento para el uso de sus datos personales y
  4. Cualquier otro elemento o documento que facilite la localización de los datos personales.

La responsable comunicará al titular, en un plazo máximo de veinte días hábiles, contados desde la fecha en que se recibió la solicitud de acceso, rectificación, cancelación u oposición, la determinación adoptada, a efecto de que, si resulta procedente, se haga efectiva la misma dentro de los quince días siguientes a la fecha en que se comunica la respuesta. Tratándose de solicitudes de acceso a datos personales, procederá la información, previa acreditación de la identidad del solicitante o representante legal, según corresponda.

Los plazos antes referidos podrán ser ampliados una sola vez por un periodo igual, siempre y cuando así lo justifiquen las circunstancias del caso.

La responsable no estará obligada a cancelar los datos personales, cuando se actualice alguno de los siguientes supuestos, previstos por el artículo 26 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

  1. Se refiera a las partes de un contrato privado, social o administrativo y sean necesarios para su desarrollo y cumplimiento;
  2. Deban ser tratados por disposición legal;
  3. Obstaculice actuaciones judiciales o administrativas vinculadas a obligaciones fiscales, la investigación y persecución de delitos o la actualización de sanciones administrativas;
  4. Sean necesarios para proteger los intereses jurídicamente tutelados del titular;
  5. Sean necesarios para realizar una acción en función del interés público;
  6. Sean necesarios para cumplir con una obligación legalmente adquirida por el titular, y
  7. Sean objeto de tratamiento para la prevención o para el diagnóstico médico o la gestión de servicios de salud, siempre que dicho tratamiento se realice por un profesional de la salud sujeto a un deber de secreto.

REVOCACION DE CONSENTIMIENTO PARA USO DE DATOS PERSONALES. Usted puede revocar el consentimiento que, en su caso, nos haya otorgado para el tratamiento de sus datos personales. Sin embargo, es importante que tenga en cuenta que no en todos los casos podremos atender su solicitud o concluir el uso de forma inmediata, ya que es posible que por alguna obligación legal o contractual, a la que usted se haya obligado, requiramos continuar tratando sus datos personales. Asimismo, usted deberá considerar que para ciertos fines, la revocación de su consentimiento implicará que no le podamos seguir prestando el servicio que nos solicitó, o la conclusión de su relación contractual con la responsable.

CAMBIOS EN AVISO DE PRIVACIDAD. El presente aviso de privacidad puede sufrir modificaciones, cambios o actualizaciones derivadas de nuevos requerimientos legales; de nuestras propias necesidades por los productos o servicios que ofrecemos; de nuestras prácticas de privacidad; de cambios de nuestro modelo de negocio, o por otras causas.

Nos comprometemos a mantenerlo informado sobre los cambios que pueda sufrir el presente aviso de privacidad, a través de nuestra página de internet www.asecon.mx

ENCARGADO. Para el ejercicio de su derecho ARCO o revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, o dudas que pudiera tener respecto al tratamiento de su información, deberá presentar por escrito su solicitud al responsable designado para darle trámite, Sr. Israel Néquiz Luna, en el domicilio legal de la responsable, ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, en la Ciudad de México, D.F., de lunes a viernes (exceptuando días festivos), en horario de 16:00 a 18:00 hrs. Para fines informativos, podrá comunicarse con la persona indicada en el horario mencionado al número telefónico (55) 44-45-77-01, en el Distrito Federal y del interior de la República al número 01800- 8727326; también le proporcionamos para fines informativos correo electrónico privacidad@asecon2006.com.mx

Ultima actualización del Aviso de Privacidad: 25 de Julio de 2013.

×

Encuéntranos

En la Ciudad de México, en

Librerías El Sótano

En toda la República, en

Sanborns
en

BicaBlog

Una reflexión sobre la tribalización de la juventud

Darío Blanco Arboleda / revistacronopio.com
Septiembre, 2016

#BicaBlog

Existe en el sentido común de la sociedad, asociada a lo juvenil, la idea de las tribus juveniles o tribus urbanas donde encontramos un ejercicio de exotización, de construcción de diferencia sobre los jóvenes, asociándolos a los grupos indígenas-étnicos, categoría que evidencia una incomprensión cultural entre dos grupos: los jóvenes y los adultos.

Desde esta categoría de tribu hemos tenido el referente conceptual para acercarnos a movimientos como los emos, los gamers, los rastas, los metaleros, los darketos, los punketos, los hipsters y los otakus, por señalar algunas de las más famosas manifestaciones contemporáneas. El concepto lo acuña el sociólogo francés Michel Maffesolí en su libro El tiempo de las tribus (1988), buscando comprender la condición de juventud posmoderna e iluminar la condición gregaria-ritual-premoderna como reacción de los jóvenes al consumismo e individualismo posmoderno. A la larga, muy probablemente, esta idea de los jóvenes agrupados en tribus, hoy poderosamente difundida y creída, ha hecho más mal que bien.

Cuando pensamos a nuestros jóvenes como pertenecientes a una tribu les generamos distancia, imaginamos que esos valores que ellos ahora profesan son muy diferentes a los propios y por tanto prácticamente incomprensibles. Al rendirnos en la tarea del diálogo y la relación con el joven, al ubicarlo por fuera de nuestra sociedad y cultura, le estamos generando un estereotipo y un estigma, y tenderemos a culpar de su novedoso comportamiento a oscuros agentes externos como las "modas internacionales" o las "malas influencias extranjeras" que los ideologizan, los convierten a sus sectas y les "lavan la cabeza". En cualquiera de los casos, el acto de tribalizarlos será una rendición al ejercicio de diálogo y comprensión desde la propia sociedad-cultura.

Si hay una característica que funda a los jóvenes es, tal vez, su movimiento, su ductilidad. Sabemos que todo movimiento implica evolución, es decir, adaptación y cambio. La juventud encarna en nuestras ciudades la fuerza vital con la que éstas se construyen, y con frecuencia también poderosas fuerzas que igualmente la destruyen. En cada uno de los individuos que componen la ciudad habita la tensión de estos opuestos, sin embargo es en la juventud donde esta paradoja, muchas veces, exige imperiosas respuestas.

La vorágine de violencia que vive la ciudad de Medellín desde hace ya varias décadas ha marcado, como no podía ser de otra manera, la mayoría de las construcciones académicas en general, pero muy especialmente las que se han ocupado de pensar la juventud. Así, la arquitectura de la categoría joven se ha constituido en el vertedero de numerosas etiquetas, entre ellas la de tribus, que intentaron explicar la contingencia de aquellos impredecibles habitantes. Basta hacer una revisión panorámica a la bibliografía sobre ellos construida para darse cuenta que la sexualidad "irresponsable", los embarazos no deseados, los abortos, las enfermedades de transmisión sexual, el consumo de drogas licitas e ilícitas, los desórdenes alimenticios y las conductas violentas e ilegales reúnen de lejos el grueso de lo que se ha dicho sobre los jóvenes en la ciudad de Medellín.

Hasta cierto punto esta tendencia en los estudios académicos es comprensible. Miles de jóvenes atravesados por la violencia y reducidos por las drogas y el maltrato, sobrepasados por la posibilidad de enfrentarse a una paternidad de la que, tal vez, ellos carecieron, da piso a que las investigaciones invirtieran sus esfuerzos a dar luces sobre estas temáticas en concreto.

Tras un ejercicio de revisión de las investigaciones académicas sobre los jóvenes percibo un corte punitivo, correctivo y sobre todo descriptivo. Entonces los jóvenes se encuadran como patológicos y/o infractores; desde tal perspectiva, es mandatorio el construir políticas de salud pública que corrijan dichos actos inadecuados-peligrosos. Desde esta óptica la sexualidad juvenil no se percibe como una construcción y exploración del cuerpo y las emociones, sino que es encuadrada como problemática social y rápidamente devorada como una estadística; es, entonces, una infractora —a las "normas sociales"—, un asunto a atender y corregir por parte de la salud pública.

Ocurre algo parecido con un sinnúmero de actos juveniles: las drogas, el alcohol, sus episodios agresivos, su forma de vivir el cuerpo, no son signos que interroguen y cuestionen al conjunto de la sociedad, sino que son problemas de orden o salud pública que amenazan la "armonía social", el statu quo. Ciertamente algunos actos ponen en riesgo no tanto lo social sino principalmente a ellos mismos, pero es ahí donde radica la fuerza subversiva de dichos actos. Si la interacción producida por los jóvenes logra alterar parte de la realidad urbana, imponiendo nuevos consensos debemos pensar éstos desde posturas que escapen a los ya conocidos encuadramientos de tribalidad, delincuencia, desencanto, anomia, apatía, patología, anomalía o de carencias innatas (adolescencia).

Pesa sobre la mirada a lo juvenil el desestimo social sobre sus mundos de vida, se les otorga una muy limitada importancia. Aún se mantiene la vieja asociación de la juventud, "con un mal pasajero", "una enfermedad que se cura con los años".

No se puede olvidar que lo anómico de hoy será lo canónico del mañana. Los jóvenes reaccionan ante la inestabilidad estructural de sus sociedades, que no están en capacidad de incorporarlos, que les transmite mensajes paradójicos e incongruentes. Les pide alargar la educación y la especialización para darse cuenta que al final de ese largo y costoso camino no hay un trabajo ‘estable’ o ‘bien remunerado’. Les pide ser ciudadanos plenos, mientras les imposibilita las vías de acceso a este tipo de ciudadanía.

Debemos poner la mira en otras realidades, en nuestro caso las juveniles, buscando entenderlas en su contingencia. Se trata entonces de pensarlos en y desde las coyunturas que habitan no desde un lugar extraño, exótico —propio de tribus. Generalmente ellos se encuentran al margen, necesitan estarlo. El mundo establecido, definido; el mundo adulto es un lugar anquilosado para la vitalidad-ductilidad que los caracteriza. Por ahí la movilidad constante de los skaters y BMX bikers "malogrando" el espacio público, los lascivos movimientos de los jóvenes reggaetoneros en los sitios nocturnos ignorando la buenas maneras y el recato, el estruendo de sus músicas, las latas de pinturas en los morrales de los grafiteros que "profanarán" el espacio público, los gritos en las tribunas de los estadios y los barristas poniendo en peligro el orden de las calles, las contemporáneas y progresivas tendencias de alimentación macrobióticas-vegetarianas-veganas, las transgresiones de las normativas sexuales y de género, las vanguardias artísticas y estéticas, las nuevas matrices perceptivas-sensibles, sus territorialidades tan determinantes y tan móviles, las tensiones gregarias y de distinción al mismo tiempo, las migraciones de jóvenes a Medellín y su negociación con los nuevos códigos culturales, las nuevas religiosidades y espiritualidades juveniles, los movimientos juveniles y sus propuestas-construcción de lo político tan a contra pie de las tradicionales que los tildan de apolíticos.

Las conductas que más fácilmente podrían calificarse como patológicas, aberrantes, nocivas y destructivas pueden también leerse como mensajes cifrados para el mundo adulto. Es decir, esos actos nos están hablando de manera contundente de una forma de estar en el mundo que emerge muchas veces en contravía del mundo establecido, el de los adultos. Una de las características del proceso de convertirse en adulto es, finalmente, aceptar las reglas impuestas por el sentido común. La juventud en parte se niega a ello de ahí que caracterice mayormente lo juvenil su ímpetu, su rebeldía e irreverencia. Se trata de intentar dislocarse de las lógicas de aquello ya establecido, planeado, petrificado. Se busca entonces pertenecer a un grupo en el que el acto de reconocer y ser reconocido es fundamental; en donde los códigos cifrados puedan ser leídos y respetados por otros. Se trata al fin de construir un mundo en contraposición del mundo adulto hegemónico. Por supuesto ello tiene mucho de conflictivo, de anómico, de peligroso, generando malestar y miedo a los mayores y a la sociedad en general.

Este desencuentro estructural entre el mundo juvenil y el adulto produce incomprensión y muchas veces rechazo-estigma. Lo que los adultos podrían intentar es reconocer la vitalidad y la capacidad de los jóvenes para interrogar y adaptarse al mundo en el que viven. Pero no sólo desde actos "tradicionales" como la cultura, la educación formal, la familia patriarcal o la política clásica, sino desde los actos cotidianos de su diario vivir que generalmente pasan desapercibidos o en el mejor de los casos son etiquetados como irracionales, lúdicos, fatuos, corporales, propios de juventud. Una mejor lectura de estos comportamientos nos permitirá acercarnos a nuestros jóvenes y acompañarlos durante esta etapa de transformación.

Darío Blanco Arboleda