Logo Bicaalú


Lugares asombrosos

Edificios más antiguos de la CdMx

Fausto Broca

Edificios más antiguos de la CdMx

La Ciudad de México es un enorme cofre abierto lleno de tesoros. No sólo es, junto con París y Moscú, una de las ciudades con más museos en el mundo, también posee numerosas maravillas arquitectónicas que desafían el paso del tiempo. Podríamos dividir estas portentosas construcciones en dos apartados: las de origen prehispánico y las que se levantaron después de la conquista española; algunas de las cuales continúan funcionando hasta hoy.

Un hecho digno de mencionar es que estos inmuebles no sólo han resistido a la actividad sísmica de la zona, sino también a la legendaria inundación que inició el 21 de septiembre de 1629, cuando llovió por cuarenta horas seguidas y la ciudad estuvo inundada durante cinco años. Este evento provocó una gran destrucción y es la razón por la que persisten pocas construcciones del siglo XVI en la Ciudad de México.

De entre las construcciones más icónicas y antiguas de la capital mexicana, a continuación mencionaré tres, sin duda de las más representativas de las muchas maravillas que alberga la colosal Ciudad de México.

Casa de la Primera Imprenta de América

Casa de la Primera Imprenta de América

Como su nombre lo indica, este edificio funcionó como la primera imprenta en el continente americano. La historia cuenta que Juan Cromberger, un impresor alemán que vivía en Sevilla, España, recibió la encomienda de establecer una imprenta en la Nueva España. El encargado de llevar a cabo esta misión fue Giovanni Paoli, un empleado suyo de nacionalidad italiana que en 1539 llegó a México y firmó con su patrón un contrato para hacerse cargo de la nueva filial.

Ésta fue nombrada Casa de Juan Cromberger y se estableció en la antigua Casa de las Campanas, que hasta hoy se localiza en la esquina de las calles de Moneda y Lic. Verdad, en el Centro Histórico, y se llama así porque sirvió como taller para la fundición de las campanas de la Catedral Metropolitana en el año de 1527. Esta primera imprenta fue inaugurada en 1540.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia, Juan Pablos —nombre con que se conoció a Paoli en la Nueva España— se encargó de imprimir el material religioso que se ocupaba como lectura regular en los conventos y templos para reforzar la cristianización. Tras la muerte de Juan Pablos en 1560, entre finales del siglo XVII y comienzos del siglo XVIII, el dominio pasó a formar parte del convento de Santa Teresa de la Orden de las Carmelitas Reformadas, aunque no tardó en ser luego vendido y fraccionado. Finalmente, y ya al borde del siglo XX, la propiedad fue modificada y únicamente persistió la Casa de la Primera Imprenta.

Casa de la Primera Imprenta de América, hoy Centro de Extensión Educativa y Cultural de la UAM

En 1981 el Gobierno Federal, con motivo del rescate del Centro Histórico, adquirió el inmueble por ocho millones de pesos. En 1989, durante los trabajos de restauración, se encontró en el sitio la monumental escultura de una cabeza mexica. En 1988 fue nombrada sector oficial del patrimonio inmobiliario de la Universidad Autónoma Metropolitana y desde 1994 funciona como Centro de Extensión Educativa y Cultural de la UAM.

Palacio Nacional

Palacio Nacional (pintura)

Además de ser el emblema central del gobierno mexicano, este palacio alberga una serie de murales pintados por Diego Rivera, cuya visita es gratuita y pública. En este recinto se encuentra también la antigua Cámara de Diputados y la que en alguna época fue la oficina del presidente Benito Juárez.

Las obras de construcción del Palacio Nacional comenzaron en 1522, cuando las fuerzas españolas establecieron la religión cristiana y destruyeron lo que fuera el Palacio de Moctezuma, sobre cuyas ruinas se edificó este inmueble en el que Hernán Cortés estableció su residencia como símbolo del nuevo poder.

Maquillado con un aire político, el símbolo de la opresión era el Palacio Nacional. Por ello, en 1692 los capitalinos organizaron un motín exigiendo solución a la hambruna que devoraba al pueblo y provocaron incendios en algunos sectores del Palacio, cuyo considerable deterioro fue reconstruido en 1711 —en 1930 el recinto fue objeto de otra gran remodelación.

Palacio Nacional en la actualidad

Por generaciones, el Palacio Nacional fue hogar de personajes memorables de la historia de México, como Guadalupe Victoria, Antonio López de Santa Anna y Porfirio Díaz, quien fue el último en habitarlo. Desde entonces el edificio se ha modificado y expandido, y ahora es el sitio desde el que el presidente “da el Grito” en cada aniversario de nuestra Independencia.

Catedral Metropolitana

Catedral Metropolitana

Ningún registro de los edificios más antiguos de México estaría completo sin la mención de este significativo templo religioso en el suelo central de la capital mexicana. Si la cima arquitectónica del dominio político fue el Palacio Nacional, en el ámbito religioso lo fue la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México. Este sitio es uno de los centros de culto más importantes de la religión católica y es también sede de la Arquidiócesis Primada de México. Su valor, más allá del religioso, es arquitectónico, pues es un símbolo representativo del arte colonial.

Esta es una de las catedrales más antiguas de América y, como muchos otros templos e iglesias que se edificaron tras la Conquista, fue construido sobre suelo sagrado mexica: se cree que se levantó sobre un cimiento piramidal relevante de México-Tenochtitlan y con los restos del Templo Mayor. Su construcción tardó casi tres siglos, de 1524 a 1813, y se ha mantenido de pie —aunque hoy algo inclinada— durante casi toda la historia de México, desde la Conquista, la Colonia y hasta el México independiente.

Hernán Cortés mandó construir la Catedral Metropolitana de la Asunción de la Santísima Virgen María a los cielos de la Ciudad de México, que es su nombre oficial, bajo el diseño de Claudio de Arciniega, un arquitecto de origen vasco que se inspiró en la estética barroca de las catedrales españolas.

En el exterior presenta cuatro fachadas con entradas flanqueadas por columnas y estatuas; su interior comprende cinco naves formadas por 40 columnas, 74 arcos, 51 bóvedas y dos torres-campanario que hoy contienen 35 campanas. Su interior alberga cinco grandes altares, capillas, una sacristía, un coro, el órgano monumental y una sala capitular. Desde 1987 es Patrimonio de la Humanidad.

Catedral Metropolitana (interior)

¿Cuál es tu edificio antiguo favorito de la Ciudad de México?

Bicaalú
Fausto Broca

Si te gustó este artículo, te podría interesar...