Logo Bicaalú


Miscelánea

Family Sitcoms: qué son, origen y desarrollo

Bernardo Monroy

'Family Sitcoms': qué son, origen y desarrollo

Sin duda, WandaVision ha sido una de las series de superhéroes más populares y comentadas de este 2021. Uno de los motivos de su éxito es que, además de tratarse de uno de los productos estelares de Disney+ y Marvel, su trama presenta una parodia y un homenaje a las series de comedias familiares o family sitcoms que han marcado a generaciones enteras.

Esto nos da la oportunidad de recordar esos programas que desde pequeños veíamos semana con semana y que han unido por igual a boomers, millennials y demás generaciones. Así pues, te invito a que te sientes frente a una TV imaginaria para enterarte de cómo surgió y evolucionó este género…

¡Cariño, estoy en casa!

Hoy en día, las series de comedia de situación —situation comedy en inglés, abreviado en sitcom— tienen todo tipo de enfoques, subgéneros y personajes, pero al principio se centraban en el matrimonio y la vida familiar en los Estados Unidos en la década de 1950.

Si bien la primera sitcom de la historia, Pinwright's Progress, fue británica y salió a la luz en 1946, este género realmente cobró popularidad en 1951 con la clásica I Love Lucy, que se enfocaba en las “situaciones” del matrimonio de Lucy, una estadounidense típica, y el cubano Ricky Ricardo. Esa es la esencia del género: un mismo escenario, tramas autoconclusivas y ocurrencias graciosas que se desarrollan en el seno familiar.

I love Lucy

I love Lucy
Cortesía de CBS

I Love Lucy fue revolucionaria, no sólo por crear la sitcom como la conocemos, sino porque Lucille Ball además de ser protagonista desempeñaba varios papeles clave en la producción y dirección. La serie se transmitió hasta 1957 e inspiró otras comedias donde el humor y la familia marcaban la línea narrativa.

El género crece

En los libros Sitcom: A History in 24 Episodes from I Love Lucy to Community, de Saul Austerlitz, y Sitcoms: The 101 Greatest TV Comedies of All Time, de Ken Bloom, se encuentran listadas de las sitcoms más importantes de la historia. Hablar de todas sería exhaustivo, así que nos enfocaremos en las del núcleo familiar con actores vivos, omitiendo clásicos como The Simpsons y Family Guy.

Aunque a los conservadores les moleste, el concepto de familia ha variado con el paso de los años y del tiempo. No es lo mismo la pareja de la década de 1950 que los matrimonios interraciales o la pareja LGBT+. La familiy sitcom ha tenido que adaptarse a estos cambios o no sería un género televisivo vigente hasta hoy. Un primer ejemplo es Leave it Beaver de 1957, que narra la vida en matrimonio desde el punto de vista de un niño, lo cual para su época resultó muy novedoso.

Durante la década de 1960, el género se hizo aún más popular con la familia típica estadounidense como fundamento. Por la pantalla chica vimos títulos como La tribu Bunch —The Brady Bunch—, El show de Dick van Dyke y otras con elementos fantásticos como Hechizada y Mi bella genio, en las que la magia tenía un rol fundamental en la vida en pareja.

Bewitched (Hechizada)

Hechizada / Bewitched
Screen Gems / Ashmont Productions


Mi bella genio

Mi bella genio
Cortesía de NBC

También hubo humor negro con La familia Addams y Los Munsters, que fueron un hito que rompió esquemas en el género. En la década de 1970, la sitcom evolucionó a la par de los cambios que trajo esta década; un ejemplo fue Mi familiaAll in the Family— que abordaba temas polémicos para entonces.

The Munsters

The Munsters
Cortesía de NBC

Familias ochenteras y noventeras
Durante lás décadas de 1980 y 1990, el padre de familia, antes visto casi como una deidad, sería cuestionado seriamente e incluso representado como un niño más —así lo señala el artículo “The Evolution of the Family Sitcom” de la Harvard Political Review. Un ejemplo de ello es Lazos familiaresFamily Ties—, donde Michael J. Fox encarna a un joven ochentero partidario de las políticas de Ronald Reagan que pone en tela de juicio la ideología de su padre, un ex hippie.

Family ties

Family Ties
Cortesía de NBC

Otro ejemplo lo pone un personaje adorable que sería uno de los íconos de los ochenta: se trata del extraterrestre Gordon Shumway, adoptado por el clan Tanner y que es mejor conocido por su sobrenombre: Alf, cuya nave aterriza en un suburbio de los Estados Unidos. La gente se enamoró del alienígena y de cómo interrogaba al mesurado padre de familia, Willy. También El príncipe del rap planteaba con maestría y dosis de humor el tema de la lucha de clases.

Alf

Alf
Cortesía de NBC

“¡Dewey, sal de allí! Esa no es tu familia”

Aun así, en la TV del siglo XX la familia estadounidense era tratada con cierto respeto; sería en el nuevo milenio que el panorama cambiaría con sitcoms que hasta hoy impactan en el inconsciente colectivo e incluso en los memes. Y de entre ellas, Malcolm el de en medio sin duda marcó a toda una generación.

La serie cuenta la vida de los Wilkersons, una familia dominada por la neurótica madre, Lois, y formada también por Hal, un padre de familia que no tiene ni pizca de autoridad —encarnado por el genial Bryan Cranston, antes de infundir vida a Walter White en Breaking Bad—; un hijo mayor y rebelde que es enviado a una escuela militarizada, otro hijo problemático, un hermano menor y, claro, Malcolm “el de en medio”, que se caracteriza por sus ácidos e inteligentes comentarios.

Malcolm in the middle

Por último, hay que mencionar una de las family sitcoms más importantes de los últimos años: Modern Family. Como su título lo sugiere, cuenta lo que ocurre hoy en día en diversos tipos de familia con una premisa novedosa: como si se tratara de un documental, filmado desde la perspectiva de un director al que nunca conocemos. En Modern Family hay desde la pareja tradicional con sus hijos, hasta las segundas nupcias y el matrimonio gay.

Modern family

Family sitcoms van y vienen, pero es un hecho que de todas ellas podemos obtener una enseñanza. Más allá de los enredos y de las risas grabadas, en ellas se refleja el hartazgo del padre, la frustración de la madre, la eterna rebeldía de los adolescentes y los hermanos que, pese a todo, siguen siendo eso: hermanos. Las comedias familiares nos enseñan que, aunque la vida es injusta —como decía la canción “Boss of Me”, tema de Malcolm el de en medio— siempre puede haber un extraterrestre que te consolará diciendo: “¡No hay problema, Willy!”

Bicaalú
Bernardo Monroy

Si te gustó este artículo, te podría interesar...