Logo Bicaalú


El tutorial

Cómo vencer al insomnio con remedios naturales

Marlene Saft

Cómo vencer al insomnio con remedios naturales

Es normal sentirse abatido tras una noche de contar borregos imaginarios, que ya no quepa ni uno más en nuestra mente y, tristemente, seguir con el ojo pelón. En la desesperación, nada nos parece efectivo para combatir el insomnio y solemos sentirnos desamparados ante la larga y silenciosa noche, pues pocas cosas son más enloquecedoras que intentar dormir en vano.

Todos sabemos que hay muchas técnicas y hasta medicamentos para superarlo; pero si ya has intentado casi todo y no has tenido éxito, quizá una opción sería inclinarte por un remedio natural. Por fortuna, existen varias opciones para relajarse y conciliar el sueño que se basan en la herbolaria; es decir, en el uso de plantas con propiedades medicinales.

Ya sean de uso tópico, en infusión o ingeridas, estas plantas brindan beneficios comprobados, pues su empleo en el campo terapéutico se remonta a la Antigüedad de casi todas las culturas, y su práctica conforma una amplia tradición cargada de simbolismos, rituales y conocimientos ancestrales.

Hay que aclarar que un remedio natural no necesariamente implica que su consumo sea seguro, así que antes de experimentar con una planta medicinal lo mejor es consultar a un especialista para evitar reacciones alérgicas, sobredosis o interferencias con algún otro medicamento. Estos son algunos de los mejores remedios naturales para vencer al insomnio.

Flor de naranjo o de azahar

La flor de naranjo o azahar crece en los árboles frutales del naranjo, el cidro y el limonero; es de color blanco, muy aromática y con diversos usos cosméticos y terapéuticos, pues posee propiedades sedantes, ansiolíticas e hipnóticas. Es muy fácil encontrarla en cualquier mercado o tienda naturista y su aceite esencial es empleado para combatir insomnio, migrañas y cólicos menstruales.

Flor de naranjo o de azahar

Para relajarte antes de dormir, lo ideal es preparar una infusión: agrega una cucharada de flores en un cazo con agua recién hervida, deja reposar de cinco a diez minutos y trata de que sea lo último que bebas antes de acostarte.

Lavanda

Todos hemos disfrutado alguna vez el aroma hechicero de un producto con lavanda, esa perfumada florecilla color lila de forma espigada, afamada por ser sedante, antiinflamatoria y antibacteriana. Su nombre científico es Lavandula y desprende un olor intenso que tiene un efecto tranquilizante y relaja los sentidos, preparándolos para dormir; por todo ello es que esta planta se aprovecha en aplicaciones terapéuticas, cosméticas y hasta como aromatizante del hogar.

Lavanda

Para propiciar un buen descanso, antes de acostarte puedes ducharte con jabón de lavanda, o bien, poner unas gotas de aceite esencial en un difusor en tu cuarto o directamente sobre tu almohada. Sólo trata de no excederte en la cantidad de gotas, pues un olor demasiado penetrante puede tener el efecto contrario.

Lechuga

Esta hortaliza de bajas calorías no sólo proporciona magnesio, potasio, calcio, fósforo y vitaminas A, B y C, sino que también tiene efectos sedantes porque contiene una sustancia llamada lactucarium que ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Esto la convierte en una cena ideal para antes de dormir, siempre y cuando sea preparada en una ensalada ligera y poco condimentada; o también puedes optar por una infusión, añadiendo directamente las hojas en agua hirviendo.

Lechuga

Otra manera muy efectiva de utilizarla es dándote un baño antes de acostarte, sumergiéndote durante varios minutos en una tina de agua caliente a la que previamente hayas añadido algunas hojas de lechuga.

Toronjil

El toronjil es un planta herbácea cuyo nombre científico es Melissa officinalis, la cual tiene propiedades medicinales similares a las de la tila o la valeriana, que ayudan a combatir la ansiedad y alivian problemas digestivos causados por el nerviosismo. Sin embargo, por alguna razón el toronjil no es tan conocido como éstas, aunque es muy eficaz como auxiliar para conciliar el sueño porque contiene ácido rosmarínico, un compuesto que posee propiedades calmantes y sedantes.

Toronjil

Beber una infusión de toronjil antes de dormir a menudo es suficiente para sentirte relajado; pero si tu problema es el insomnio por ansiedad, otra opción es combinar un poco de toronjil con valeriana y beber la infusión dos veces al día durante quince días.

Baños de sol

Para tener un ritmo regular de sueño es imprescindible la exposición a la luz solar, pues es el sincronizador más importante de nuestro organismo. Para que esto ocurra, es necesario recibir directamente luz del sol para que durante la noche nuestro cuerpo sintetice melatonina, una hormona producida por la glándula pineal que se encarga, justamente, de la regulación del sueño y la vigilia.

Baños de sol

Aunque existen pastillas con melatonina, la opción más recomendable es que tu cuerpo produzca esta hormona naturalmente; para ello, sólo debes disfrutar de un paseo por las tardes, ya sea con tu mascota en el parque o caminando por el barrio, y verás que además de ser una actividad placentera y relajante, en la noche te sentirás lo suficientemente cansado como para lograr un descanso óptimo.

Bicaalú
Marlene Saft

Si te gustó este artículo, te podría interesar...