×

Aviso de privacidad

LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES
EN POSESIÓN DE PARTICULARES

AVISO DE PRIVACIDAD

RESPONSABLE. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., persona moral constituida conforme a las normas mexicanas, con domicilio ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, México, Distrito Federal, es responsable del uso y protección de sus datos personales, por lo que en cumplimiento a la LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES EN POSESIÓN DE PARTICULARES, así como de su Reglamento, INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., se compromete a dar tratamiento legítimo, a los datos personales que usted proporcione con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio o cualquier información relacionada con usted, de la que dispongamos, con el compromiso de resguardarla, asegurando su confidencialidad, almacenamiento y protección. Al respecto, le informamos lo siguiente:

FINALIDAD DEL TRATAMIENTO DE DATOS. La responsable recabará los datos personales que usted voluntariamente proporcione y serán utilizados con fines de selección y reclutamiento de personal, para la prestación de servicios profesionales o para la adquisición de productos o servicios. De manera adicional, su información personal podrá ser transferida a otras empresas que celebren o tengan celebrado contrato con la sociedad en mención para fines laborales, comerciales o de servicios.

En el caso de que usted solicite que sus datos no sean tratados para los fines adicionales que se indican, podrá hacerlo del conocimiento de la responsable dentro de 5 días hábiles, contados a partir de que usted los haya proporcionado por escrito o de que usted tenga conocimiento de que disponemos de ellos, por algún comunicado que se le haya enviado a su domicilio o que reciba de la responsable, como consecuencia de la prestación de servicios o contratos celebrados, con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio, o cualquier información relacionada con usted, proporcionada por terceros para llevar a cabo los objetivos, compromisos u obligaciones adquiridas con la responsable, de conformidad con el aviso de privacidad que respecto de sus datos personales se hayan proporcionado por los conductos correspondientes.
En el supuesto de que no se manifieste respecto a lo señalado en el párrafo anterior, se entenderá que otorga su consentimiento para utilizar sus datos personales o realizar la citada transferencia.

La negativa para el uso de sus datos personales para dichas finalidades, no será motivo para que le neguemos trabajo, prestación de servicios o productos que solicita o contrata con la responsable.

OBTENCION DE DATOS PERSONALES. Para llevar a cabo las finalidades descritas en el presente aviso de privacidad, la responsable recabará los siguientes datos personales

CANDIDATOS A VACANTES.- Datos personales que se recabarán, almacenarán y/o utilizarán, como parte del proceso de reclutamiento y selección: 1) Datos de identificación, tales como nombre completo, domicilio particular, fecha de nacimiento, nacionalidad, ocupación o profesión, teléfono(s), correo electrónico, número de seguridad social, clave única del registro de población y registro federal de contribuyentes; (2) Datos académicos referentes a su formación académica, grado de preparación y especialización; (3) Datos laborales referentes a su experiencia, formación, especialización y desempeño laboral; (4) Datos sensibles en términos de la Ley, tales como ingresos, salario, beneficios y prestaciones, condiciones socio-económicas, datos proporcionados por sociedades de información crediticia, datos sobre sus familiares y/o dependientes económicos, referencias personales, para solicitarles la información que se requiera con motivo de la solicitud de trabajo, datos sobre su estado de salud pasado, presente y futuro, datos respecto de enfermedades congénitas ó crónicas, resultados de exámenes psicométricos, datos sobre su capacidad intelectual, características de personalidad y habilidades administrativas y gerenciales; (4) Los que adicionalmente en su caso, se requieran para el proceso indicado.
En el supuesto de que resulte viable la solicitud de trabajo, sus datos personales se proporcionarán a la empresa que lo contratará para que preste los servicios correspondientes a la responsable.

PROVEEDORES.- Para proceso de selección, la verificación de datos personales proporcionados (nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio, teléfono y los que en su caso se requieran) y la investigación de referencias personales y laborales, para determinar la procedencia de una relación contractual para la adquisición de un producto o servicio.

CLIENTES.- Nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio y teléfono, necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

COLABORADORES Y ESCRITORES DE LA REVISTA “BICAA’LU” U OTRAS EDITADAS POR LA RESPONSABLE.- Nombre, correo electrónico, número telefónico, domicilio u otros datos necesarios para realizar las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento de la relación pactada por escrito o de forma verbal.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

SUSCRIPTORES.- Nombre, domicilio, ciudad, país, número telefónico y correo electrónico u otros datos necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable podrá obtener información de los titulares de los datos personales, por conducto de otras fuentes permitidas por la Ley, tales como directorios telefónicos o laborales; diarios, gacetas o boletines oficiales y medios de comunicación social. Los datos que se obtengan por estos medios serán, entre otros, nombre, domicilio ó números telefónicos, emails del titular de los datos personales e información corporativa, tratándose de personas morales.

TRANSFERENCIAS DE DATOS. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., se compromete a cumplir los principios legales de protección en cuanto a la transferencia de datos personales y a tomar las medidas necesarias y suficientes para garantizar que el presente aviso de privacidad sea respetado por la responsable o por terceros, con los que guarde alguna relación jurídica.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., podrá realizar la transferencia y/o remisión de datos a:

  • Terceros proveedores de servicios, para el cumplimiento de las obligaciones legales adquiridas con INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V.
  • Socios comerciales con los que INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S DE R.L. DE C.V. lleve a cabo convenios o contratos enfocados al desarrollo y comercialización de nuevos productos.
  • Profesionistas, asesores, consultores externos, para el efecto de la administración de operaciones, de los servicios y demás actos que la responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales, así como para la defensa de los intereses de cualquier responsable tercero, ante cualquier controversia legal que surja con motivo de dichas operaciones y servicios, señalando de manera enunciativa a empresas de cobranza, auditores externos, legales y contables, outsourcing, entre otros.

Le informamos que sus datos personales podrán ser compartidos o transferidos con las sucursales de la responsable, que se ubiquen en el interior de la República Mexicana, con organizaciones, instituciones, personas físicas o terceros en general, para fines laborales respecto de determinado arte, oficio, o profesión; para la adquisición de productos o servicios, o para la prestación de servicios profesionales.

LIMITACIÓN DE USO O DIVULGACIÓN DE DATOS PERSONALES. La responsable se obliga a guardar confidencialidad respecto de los datos personales proporcionados, aún después de finalizar sus relaciones con el titular. Asimismo, se compromete a observar los principios de licitud, consentimiento, información, calidad, finalidad, lealtad, proporcionalidad y responsabilidad, previstos en la ley, adoptando medidas de seguridad administrativas, técnicas y físicas, para proteger los datos proporcionados contra daño, pérdida, uso, acceso o tratamiento no autorizado.

La responsable le informa que posee, recaba o recabará de usted, los datos personales necesarios, principalmente para la adecuada realización de las operaciones y prestación de los servicios, así como para la celebración de los demás actos que cada responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales. Dichos datos personales pueden haber sido obtenidos de usted, ya sea personalmente o bien, directamente por cualquier medio electrónico, óptimo, sonoro, visual o a través de terceros y de otras fuentes permitidas por la ley, tales como las sociedades de información crediticia.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA S. DE R. L. DE C.V., no recabará datos sensibles, salvo los mencionados en el apartado (4) del título denominado Candidatos a Vacantes. Para el caso de que requiera de otros datos sensibles por necesidades de la empresa, se lo hará saber de manera escrita.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., no venderá y tampoco prestará sus datos personales a ningún tercero. Sin embargo, podrá transferir sus datos particulares a las sucursales que forman parte de la sociedad en mención, para fines laborales, comerciales o de servicios contratados con terceros. Unicamente los revelará por requerimiento de la autoridad competente.

Si usted como titular recibe comunicados de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., por motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud o servicios, se debe a que la responsable original de sus datos personales los ha transferido a INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., para dar cumplimiento a los términos estipulados en la relación que los une, conforme al aviso de privacidad que se le haya notificado por los medios que se consideraron adecuados.

Para limitar el uso o divulgación de su información personal, usted puede hacer uso de los siguientes medios:

  • Su inscripción en el Registro Público para evitar duplicidad, que está a cargo de la Procuraduría Federal del Consumidor, con la finalidad de que sus datos no sean utilizados para recibir publicidad o promociones de empresas de bienes o servicios. Para mayor información sobre este registro, usted puede consultar el portal de Internet de la Profeco, o bien, ponerse en contacto directo con ésta.
  • Mediante registro en el Listado de Exclusión de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., a fin de que sus datos personales no sean tratados para fines mercadotécnicos, publicitarios o de protección comercial por nuestra parte. Para ser incluido dentro del listado, deberá presentar solicitud por escrito de manera personal, al responsable para conocer lo relacionado con el derecho ARCO, dentro del término de 5 días hábiles señalado.

El tratamiento de los datos personales se hará conforme al presente aviso de privacidad, salvo en los casos previstos por el artículo 10 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

DERECHO ARCO. El titular de los datos personales o su representante legal, tiene derecho a conocer que datos personales tenemos de usted, para que los utilizamos y las condiciones de uso que les damos (ACCESO). Asimismo, es su derecho solicitar la corrección de su información personal en caso de que esté desactualizada, sea inexacta o incompleta (RECTIFICACION); que la eliminemos de nuestros registros o bases de datos, cuando considere que no está siendo utilizada conforme a los principios, deberes y obligaciones previstas en la normatividad (CANCELACION); así como oponerse al uso de sus datos personales para fines específicos (OPOSICION).

Para el ejercicio de cualquiera de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición o para revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, usted deberá presentar solicitud por escrito en el domicilio legal de la responsable, en la que conste la rúbrica del solicitante, dirigida a la responsable y que deberá recibir el encargado para conocer lo relacionado con el derecho ARCO y que deberá contener:

  1. El nombre del titular y domicilio o correo electrónico, para comunicarle la respuesta a su solicitud;
  2. Los documentos que acrediten la identidad o, en su caso, la representación legal del titular;
  3. La descripción clara y precisa de los datos personales respecto de los que se busca ejercer alguno de los derechos antes mencionados o para solicitar la revocación de consentimiento para el uso de sus datos personales y
  4. Cualquier otro elemento o documento que facilite la localización de los datos personales.

La responsable comunicará al titular, en un plazo máximo de veinte días hábiles, contados desde la fecha en que se recibió la solicitud de acceso, rectificación, cancelación u oposición, la determinación adoptada, a efecto de que, si resulta procedente, se haga efectiva la misma dentro de los quince días siguientes a la fecha en que se comunica la respuesta. Tratándose de solicitudes de acceso a datos personales, procederá la información, previa acreditación de la identidad del solicitante o representante legal, según corresponda.

Los plazos antes referidos podrán ser ampliados una sola vez por un periodo igual, siempre y cuando así lo justifiquen las circunstancias del caso.

La responsable no estará obligada a cancelar los datos personales, cuando se actualice alguno de los siguientes supuestos, previstos por el artículo 26 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

  1. Se refiera a las partes de un contrato privado, social o administrativo y sean necesarios para su desarrollo y cumplimiento;
  2. Deban ser tratados por disposición legal;
  3. Obstaculice actuaciones judiciales o administrativas vinculadas a obligaciones fiscales, la investigación y persecución de delitos o la actualización de sanciones administrativas;
  4. Sean necesarios para proteger los intereses jurídicamente tutelados del titular;
  5. Sean necesarios para realizar una acción en función del interés público;
  6. Sean necesarios para cumplir con una obligación legalmente adquirida por el titular, y
  7. Sean objeto de tratamiento para la prevención o para el diagnóstico médico o la gestión de servicios de salud, siempre que dicho tratamiento se realice por un profesional de la salud sujeto a un deber de secreto.

REVOCACION DE CONSENTIMIENTO PARA USO DE DATOS PERSONALES. Usted puede revocar el consentimiento que, en su caso, nos haya otorgado para el tratamiento de sus datos personales. Sin embargo, es importante que tenga en cuenta que no en todos los casos podremos atender su solicitud o concluir el uso de forma inmediata, ya que es posible que por alguna obligación legal o contractual, a la que usted se haya obligado, requiramos continuar tratando sus datos personales. Asimismo, usted deberá considerar que para ciertos fines, la revocación de su consentimiento implicará que no le podamos seguir prestando el servicio que nos solicitó, o la conclusión de su relación contractual con la responsable.

CAMBIOS EN AVISO DE PRIVACIDAD. El presente aviso de privacidad puede sufrir modificaciones, cambios o actualizaciones derivadas de nuevos requerimientos legales; de nuestras propias necesidades por los productos o servicios que ofrecemos; de nuestras prácticas de privacidad; de cambios de nuestro modelo de negocio, o por otras causas.

Nos comprometemos a mantenerlo informado sobre los cambios que pueda sufrir el presente aviso de privacidad, a través de nuestra página de internet www.asecon.mx

ENCARGADO. Para el ejercicio de su derecho ARCO o revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, o dudas que pudiera tener respecto al tratamiento de su información, deberá presentar por escrito su solicitud al responsable designado para darle trámite, Sr. Israel Néquiz Luna, en el domicilio legal de la responsable, ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, en la Ciudad de México, D.F., de lunes a viernes (exceptuando días festivos), en horario de 16:00 a 18:00 hrs. Para fines informativos, podrá comunicarse con la persona indicada en el horario mencionado al número telefónico (55) 44-45-77-01, en el Distrito Federal y del interior de la República al número 01800- 8727326; también le proporcionamos para fines informativos correo electrónico privacidad@asecon2006.com.mx

Ultima actualización del Aviso de Privacidad: 25 de Julio de 2013.

en

Cultura popular

Pánico satánico: cuando veíamos al Diablo hasta en los pitufos

Bernardo Monroy
Enero, 2018

#CulturaPopular

La década de los años ochenta fue una época estrafalaria. De peinados de aerosol, ropa color neón, bestsellers literarios y blockbusters cinematográficos. Estábamos ante los vestigios finales de la Guerra Fría y se creía, debido a la paranoia colectiva, que había adoradores de Satanás en cada esquina, ocultos en las sombras —como buenos practicantes de magia negra—, dispuestos a secuestrar y sacrificar a los niños, acabar con el gobierno y las religiones para imponer el culto a Lucifer en el mundo.

Sin duda, todos los que crecimos en los ochenta vivimos la histeria de nuestros padres y maestros, quienes nos advertían acerca del satanismo que se disfrazaba tras inocentes caricaturas y de música heavy metal para conducirnos a sus reinos de oscuridad. En ese entonces, los profesores de escuelas católicas afirmaban que Los pitufos, Los ositos cariñositos, el rock y He-Man eran productos subliminales para que los pequeños se convirtieran en satanistas.

Los sermones y las homilías en los templos tenían como tema principal el hecho, nunca confirmado, de que los veneradores del Diablo estaban entre nosotros y uno de ellos podría ser nuestro vecino, nuestro mejor amigo, nuestro doctor o la amable vendedora en la tiendita de la esquina. Todos ellos podrían aparentar ser personas normales, pero quizás por la noche se vestían con túnicas negras, se colgaban un amuleto con una estrella invertida de cinco puntas y se reunían en lúgubres sótanos con otros de su infame religión para adorar al Maligno. Y en el momento culminante de sus misas negras, acuchillaban a niños que previamente habían secuestrado y se bañaban con su sangre.

Como todos sabemos, nada de eso fue cierto. Se trataba de creencias sin fundamento, una paranoia absurda que comenzó en los Estados Unidos y de manera inevitable llegó a México. A esta etapa se le conoce actualmente como Satanic Panic o pánico satánico. Recordemos, pues, esa época: cómo nació, el daño que causó, su efecto en la cultura popular y su posterior desaparición; pero hagámoslo escuchando "666, the number of the Beast…" de Iron Maiden, que queda como anillo al dedo —o, en este caso, como cuerno a la cabeza.

Simpatía por el Diablo

En noviembre de 1980, se publicó en los Estados Unidos un libro que habría de conmocionar a toda una generación y desataría una locura sin parangón entre las familias de clase media de los suburbios tan característicos del American Way of Life. Tal libro se tituló Michelle Remembers, escrito por el psiquiatra Lawrence Pazder. La historia, supuestamente verídica, hablaba de una paciente del médico y escritor que, tras sesiones de regresión, descubrió que de niña fue víctima de un culto satánico. Iniciada en éste por su madre, la pequeña Michelle había sido objeto de toda clase de vejaciones y de abusos… literalmente.

El libro era más morboso y aterrador que cualquier narración escrita por Stephen King, Dean Koontz, Clive Barker y toda aquella camada de escritores de terror ochenteros —y, si se puede, igual de fantasioso. Michelle aseguraba que, durante un ritual satánico, había sido salvada por la Virgen María y el arcángel Miguel, lanzando rayos de energía… como si de un Goku santificado se tratara.

La historia no podía ser más absurda, pero la gente la dio por cierta. Michelle Remembers se convirtió en un éxito de ventas y, a partir de su fama, se desató la locura. Fue así como arrancó la farsa colectiva del Satanic Panic.

El Diablo anda suelto

Actualmente sabemos que Michelle Remembers fue un engaño de principio a fin. El poco respetable doctor armó toda la mentira e insertó los recuerdos en su paciente; para colmo de su nula ética profesional, acabó casándose con Michelle. Por desgracia, para mediados de la década el pánico ya se había desatado; o usando una metáfora más ad hoc, el Diablo ya andaba suelto.

En ese entonces, los programas estadounidenses de debate, como el de Geraldo Rivera y Oprah Winfrey, dedicaron espacios a la supuesta presencia de satanistas infiltrados en las escuelas, y en las librerías abundaban los textos que listaban a los medios que usaban los adoradores del Diablo para convertir a los adolescentes en adeptos. Un charlatán muy famoso de esa época fue Phil Phillips, autor de Turmoil in the Toybox y de su adaptación a documental —que puede verse en YouTube— titulado Deception of a Generation, en el que señala a prácticamente cualquier elemento de la cultura pop. El documental es ridículo y de un humor involuntario magistral —"LOL garantizado", como dirían los millennials.

En los ochenta, por doquier se hablaba de satanistas, magos oscuros y rituales paganos… pero nada se confirmó. Incluso el fundador de la Iglesia de Satán, Anton Szandor La Vey, se deslindó del fenómeno y amenazó con demandar a cualquiera que lo tildase de pedófilo, aclarando que en su visión del satanismo el Diablo es una metáfora del disfrute carnal, la rebeldía y la libertad individual.

Entre los casos más sonados del pánico satánico está el de la guardería McMartin, en California. En ella, supuestamente, los encargados sometían a los niños a toda clase de ultrajes y humillaciones vinculadas con cultos satánicos. Con el paso de los años se comprobó que todo fue una mentira y que las declaraciones de los pequeños fueron producto de la manipulación de sus padres. Sin embargo, en el camino, todo ese pánico endemoniado se había llevado entre los pies el trabajo y la reputación de muchas personas.

Con el transcurrir de la década, el pánico satánico se fue extinguiendo. La llegada de los años noventa supuso otras preocupaciones para la gente y todo quedó en el Infierno, recordado solamente como un fenómeno de la cultura de masas. Al respecto, existen libros que ofrecen un enfoque sociológico e histórico del tema; uno de los más completos es Satanic Panic: the Creation of a Contemporary Legend, de Jeffrey S. Victor.

El efecto en la cultura popular

El escritor de novelas de terror e historiador del género Grady Hendrix, apunta en su libro Paperbacks from Hell: the Twisted History of ´70 and ´80 Horror Fiction, que el efecto en la cultura pop del pánico satánico se fue gestando desde los años setenta, gracias a cintas clásicas como El bebé de Rosemary (1968) y, por supuesto, El exorcista (1973). Así, queda claro lo poderosa que llega a ser la ficción popular en el inconsciente colectivo.

Actualmente, novelas como Girls on Fire de Robin Wasserman y My Best Friend Exorcism, del propio Hendrix, ambientan sus narraciones en plena época del Satanic Panic. De la misma forma, escritores como Russ Martin se valieron, en los ochenta, de este fenómeno para escribir novelas y forrarse en dinero. En México, el fenómeno se vio reforzado por el escándalo mediático de los "narcosatánicos" —un grupo de narcotraficantes que rendía culto a Satán y sacrificaba a sus enemigos en medio de horrendas torturas y rituales diabólicos—, y tomó la forma de persistentes rumores de mensajes satánicos ocultos en canciones de artistas como Juan Gabriel y Gloria Trevi, los cuales uno podía escuchar si tocaba los discos —en aquel entonces, de vinilo— al revés.

Si podemos obtener alguna enseñanza del pánico satánico es que no necesitamos del Señor de las Tinieblas para volvernos locos o hacer el mal: con la naturaleza humana es suficiente. Bicaalú

Bernardo Monroy