×

Aviso de privacidad

LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES
EN POSESIÓN DE PARTICULARES

AVISO DE PRIVACIDAD

RESPONSABLE. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., persona moral constituida conforme a las normas mexicanas, con domicilio ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, México, Distrito Federal, es responsable del uso y protección de sus datos personales, por lo que en cumplimiento a la LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES EN POSESIÓN DE PARTICULARES, así como de su Reglamento, INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., se compromete a dar tratamiento legítimo, a los datos personales que usted proporcione con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio o cualquier información relacionada con usted, de la que dispongamos, con el compromiso de resguardarla, asegurando su confidencialidad, almacenamiento y protección. Al respecto, le informamos lo siguiente:

FINALIDAD DEL TRATAMIENTO DE DATOS. La responsable recabará los datos personales que usted voluntariamente proporcione y serán utilizados con fines de selección y reclutamiento de personal, para la prestación de servicios profesionales o para la adquisición de productos o servicios. De manera adicional, su información personal podrá ser transferida a otras empresas que celebren o tengan celebrado contrato con la sociedad en mención para fines laborales, comerciales o de servicios.

En el caso de que usted solicite que sus datos no sean tratados para los fines adicionales que se indican, podrá hacerlo del conocimiento de la responsable dentro de 5 días hábiles, contados a partir de que usted los haya proporcionado por escrito o de que usted tenga conocimiento de que disponemos de ellos, por algún comunicado que se le haya enviado a su domicilio o que reciba de la responsable, como consecuencia de la prestación de servicios o contratos celebrados, con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio, o cualquier información relacionada con usted, proporcionada por terceros para llevar a cabo los objetivos, compromisos u obligaciones adquiridas con la responsable, de conformidad con el aviso de privacidad que respecto de sus datos personales se hayan proporcionado por los conductos correspondientes.
En el supuesto de que no se manifieste respecto a lo señalado en el párrafo anterior, se entenderá que otorga su consentimiento para utilizar sus datos personales o realizar la citada transferencia.

La negativa para el uso de sus datos personales para dichas finalidades, no será motivo para que le neguemos trabajo, prestación de servicios o productos que solicita o contrata con la responsable.

OBTENCION DE DATOS PERSONALES. Para llevar a cabo las finalidades descritas en el presente aviso de privacidad, la responsable recabará los siguientes datos personales

CANDIDATOS A VACANTES.- Datos personales que se recabarán, almacenarán y/o utilizarán, como parte del proceso de reclutamiento y selección: 1) Datos de identificación, tales como nombre completo, domicilio particular, fecha de nacimiento, nacionalidad, ocupación o profesión, teléfono(s), correo electrónico, número de seguridad social, clave única del registro de población y registro federal de contribuyentes; (2) Datos académicos referentes a su formación académica, grado de preparación y especialización; (3) Datos laborales referentes a su experiencia, formación, especialización y desempeño laboral; (4) Datos sensibles en términos de la Ley, tales como ingresos, salario, beneficios y prestaciones, condiciones socio-económicas, datos proporcionados por sociedades de información crediticia, datos sobre sus familiares y/o dependientes económicos, referencias personales, para solicitarles la información que se requiera con motivo de la solicitud de trabajo, datos sobre su estado de salud pasado, presente y futuro, datos respecto de enfermedades congénitas ó crónicas, resultados de exámenes psicométricos, datos sobre su capacidad intelectual, características de personalidad y habilidades administrativas y gerenciales; (4) Los que adicionalmente en su caso, se requieran para el proceso indicado.
En el supuesto de que resulte viable la solicitud de trabajo, sus datos personales se proporcionarán a la empresa que lo contratará para que preste los servicios correspondientes a la responsable.

PROVEEDORES.- Para proceso de selección, la verificación de datos personales proporcionados (nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio, teléfono y los que en su caso se requieran) y la investigación de referencias personales y laborales, para determinar la procedencia de una relación contractual para la adquisición de un producto o servicio.

CLIENTES.- Nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio y teléfono, necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

COLABORADORES Y ESCRITORES DE LA REVISTA “BICAA’LU” U OTRAS EDITADAS POR LA RESPONSABLE.- Nombre, correo electrónico, número telefónico, domicilio u otros datos necesarios para realizar las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento de la relación pactada por escrito o de forma verbal.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

SUSCRIPTORES.- Nombre, domicilio, ciudad, país, número telefónico y correo electrónico u otros datos necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable podrá obtener información de los titulares de los datos personales, por conducto de otras fuentes permitidas por la Ley, tales como directorios telefónicos o laborales; diarios, gacetas o boletines oficiales y medios de comunicación social. Los datos que se obtengan por estos medios serán, entre otros, nombre, domicilio ó números telefónicos, emails del titular de los datos personales e información corporativa, tratándose de personas morales.

TRANSFERENCIAS DE DATOS. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., se compromete a cumplir los principios legales de protección en cuanto a la transferencia de datos personales y a tomar las medidas necesarias y suficientes para garantizar que el presente aviso de privacidad sea respetado por la responsable o por terceros, con los que guarde alguna relación jurídica.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., podrá realizar la transferencia y/o remisión de datos a:

  • Terceros proveedores de servicios, para el cumplimiento de las obligaciones legales adquiridas con INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V.
  • Socios comerciales con los que INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S DE R.L. DE C.V. lleve a cabo convenios o contratos enfocados al desarrollo y comercialización de nuevos productos.
  • Profesionistas, asesores, consultores externos, para el efecto de la administración de operaciones, de los servicios y demás actos que la responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales, así como para la defensa de los intereses de cualquier responsable tercero, ante cualquier controversia legal que surja con motivo de dichas operaciones y servicios, señalando de manera enunciativa a empresas de cobranza, auditores externos, legales y contables, outsourcing, entre otros.

Le informamos que sus datos personales podrán ser compartidos o transferidos con las sucursales de la responsable, que se ubiquen en el interior de la República Mexicana, con organizaciones, instituciones, personas físicas o terceros en general, para fines laborales respecto de determinado arte, oficio, o profesión; para la adquisición de productos o servicios, o para la prestación de servicios profesionales.

LIMITACIÓN DE USO O DIVULGACIÓN DE DATOS PERSONALES. La responsable se obliga a guardar confidencialidad respecto de los datos personales proporcionados, aún después de finalizar sus relaciones con el titular. Asimismo, se compromete a observar los principios de licitud, consentimiento, información, calidad, finalidad, lealtad, proporcionalidad y responsabilidad, previstos en la ley, adoptando medidas de seguridad administrativas, técnicas y físicas, para proteger los datos proporcionados contra daño, pérdida, uso, acceso o tratamiento no autorizado.

La responsable le informa que posee, recaba o recabará de usted, los datos personales necesarios, principalmente para la adecuada realización de las operaciones y prestación de los servicios, así como para la celebración de los demás actos que cada responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales. Dichos datos personales pueden haber sido obtenidos de usted, ya sea personalmente o bien, directamente por cualquier medio electrónico, óptimo, sonoro, visual o a través de terceros y de otras fuentes permitidas por la ley, tales como las sociedades de información crediticia.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA S. DE R. L. DE C.V., no recabará datos sensibles, salvo los mencionados en el apartado (4) del título denominado Candidatos a Vacantes. Para el caso de que requiera de otros datos sensibles por necesidades de la empresa, se lo hará saber de manera escrita.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., no venderá y tampoco prestará sus datos personales a ningún tercero. Sin embargo, podrá transferir sus datos particulares a las sucursales que forman parte de la sociedad en mención, para fines laborales, comerciales o de servicios contratados con terceros. Unicamente los revelará por requerimiento de la autoridad competente.

Si usted como titular recibe comunicados de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., por motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud o servicios, se debe a que la responsable original de sus datos personales los ha transferido a INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., para dar cumplimiento a los términos estipulados en la relación que los une, conforme al aviso de privacidad que se le haya notificado por los medios que se consideraron adecuados.

Para limitar el uso o divulgación de su información personal, usted puede hacer uso de los siguientes medios:

  • Su inscripción en el Registro Público para evitar duplicidad, que está a cargo de la Procuraduría Federal del Consumidor, con la finalidad de que sus datos no sean utilizados para recibir publicidad o promociones de empresas de bienes o servicios. Para mayor información sobre este registro, usted puede consultar el portal de Internet de la Profeco, o bien, ponerse en contacto directo con ésta.
  • Mediante registro en el Listado de Exclusión de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., a fin de que sus datos personales no sean tratados para fines mercadotécnicos, publicitarios o de protección comercial por nuestra parte. Para ser incluido dentro del listado, deberá presentar solicitud por escrito de manera personal, al responsable para conocer lo relacionado con el derecho ARCO, dentro del término de 5 días hábiles señalado.

El tratamiento de los datos personales se hará conforme al presente aviso de privacidad, salvo en los casos previstos por el artículo 10 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

DERECHO ARCO. El titular de los datos personales o su representante legal, tiene derecho a conocer que datos personales tenemos de usted, para que los utilizamos y las condiciones de uso que les damos (ACCESO). Asimismo, es su derecho solicitar la corrección de su información personal en caso de que esté desactualizada, sea inexacta o incompleta (RECTIFICACION); que la eliminemos de nuestros registros o bases de datos, cuando considere que no está siendo utilizada conforme a los principios, deberes y obligaciones previstas en la normatividad (CANCELACION); así como oponerse al uso de sus datos personales para fines específicos (OPOSICION).

Para el ejercicio de cualquiera de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición o para revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, usted deberá presentar solicitud por escrito en el domicilio legal de la responsable, en la que conste la rúbrica del solicitante, dirigida a la responsable y que deberá recibir el encargado para conocer lo relacionado con el derecho ARCO y que deberá contener:

  1. El nombre del titular y domicilio o correo electrónico, para comunicarle la respuesta a su solicitud;
  2. Los documentos que acrediten la identidad o, en su caso, la representación legal del titular;
  3. La descripción clara y precisa de los datos personales respecto de los que se busca ejercer alguno de los derechos antes mencionados o para solicitar la revocación de consentimiento para el uso de sus datos personales y
  4. Cualquier otro elemento o documento que facilite la localización de los datos personales.

La responsable comunicará al titular, en un plazo máximo de veinte días hábiles, contados desde la fecha en que se recibió la solicitud de acceso, rectificación, cancelación u oposición, la determinación adoptada, a efecto de que, si resulta procedente, se haga efectiva la misma dentro de los quince días siguientes a la fecha en que se comunica la respuesta. Tratándose de solicitudes de acceso a datos personales, procederá la información, previa acreditación de la identidad del solicitante o representante legal, según corresponda.

Los plazos antes referidos podrán ser ampliados una sola vez por un periodo igual, siempre y cuando así lo justifiquen las circunstancias del caso.

La responsable no estará obligada a cancelar los datos personales, cuando se actualice alguno de los siguientes supuestos, previstos por el artículo 26 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

  1. Se refiera a las partes de un contrato privado, social o administrativo y sean necesarios para su desarrollo y cumplimiento;
  2. Deban ser tratados por disposición legal;
  3. Obstaculice actuaciones judiciales o administrativas vinculadas a obligaciones fiscales, la investigación y persecución de delitos o la actualización de sanciones administrativas;
  4. Sean necesarios para proteger los intereses jurídicamente tutelados del titular;
  5. Sean necesarios para realizar una acción en función del interés público;
  6. Sean necesarios para cumplir con una obligación legalmente adquirida por el titular, y
  7. Sean objeto de tratamiento para la prevención o para el diagnóstico médico o la gestión de servicios de salud, siempre que dicho tratamiento se realice por un profesional de la salud sujeto a un deber de secreto.

REVOCACION DE CONSENTIMIENTO PARA USO DE DATOS PERSONALES. Usted puede revocar el consentimiento que, en su caso, nos haya otorgado para el tratamiento de sus datos personales. Sin embargo, es importante que tenga en cuenta que no en todos los casos podremos atender su solicitud o concluir el uso de forma inmediata, ya que es posible que por alguna obligación legal o contractual, a la que usted se haya obligado, requiramos continuar tratando sus datos personales. Asimismo, usted deberá considerar que para ciertos fines, la revocación de su consentimiento implicará que no le podamos seguir prestando el servicio que nos solicitó, o la conclusión de su relación contractual con la responsable.

CAMBIOS EN AVISO DE PRIVACIDAD. El presente aviso de privacidad puede sufrir modificaciones, cambios o actualizaciones derivadas de nuevos requerimientos legales; de nuestras propias necesidades por los productos o servicios que ofrecemos; de nuestras prácticas de privacidad; de cambios de nuestro modelo de negocio, o por otras causas.

Nos comprometemos a mantenerlo informado sobre los cambios que pueda sufrir el presente aviso de privacidad, a través de nuestra página de internet www.asecon.mx

ENCARGADO. Para el ejercicio de su derecho ARCO o revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, o dudas que pudiera tener respecto al tratamiento de su información, deberá presentar por escrito su solicitud al responsable designado para darle trámite, Sr. Israel Néquiz Luna, en el domicilio legal de la responsable, ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, en la Ciudad de México, D.F., de lunes a viernes (exceptuando días festivos), en horario de 16:00 a 18:00 hrs. Para fines informativos, podrá comunicarse con la persona indicada en el horario mencionado al número telefónico (55) 44-45-77-01, en el Distrito Federal y del interior de la República al número 01800- 8727326; también le proporcionamos para fines informativos correo electrónico privacidad@asecon2006.com.mx

Ultima actualización del Aviso de Privacidad: 25 de Julio de 2013.

en

Cultura popular

¿Qué tan escéptico eres?

Igor Übelgott
Mayo, 2018

#CulturaPopular

Escéptico es una palabra con una multitud de sentidos. Por ejemplo, así puede llamársele a alguien que es desconfiado acerca de las intenciones y la sinceridad de los demás, sobre todo cuando ha sido engañado o defraudado anteriormente y prefiere anteponer la duda a la confianza. "Mi tía Isabel, la que se quedó soltera, dice que ya es muy escéptica con los hombres porque, a estas alturas, ya sólo la quieren para una cosa", escuché al pasar el otro día, con mis orejas puercas que se metían en la plática de dos mujeres de mediana edad, apretado chongo y la mirada gastada de quien ha perdido un poco la esperanza.

Sin embargo, la palabra escéptico tiene un significado más preciso: atendiendo a la etimología, deriva de la voz griega skeptikós —"el que examina", con el sentido de dudar e investigar—, con la cual se designaba a los seguidores del filósofo Pirrón, quien es considerado el primer filósofo escéptico de la historia.

Puesto en palabras muy simples, el escepticismo filosófico es una doctrina que se basa en la duda y en el rechazo a aceptar, sin un examen previo, todo aquello que es aceptado como verdad. Pirrón rechazaba el juicio y sostenía que no había nada cierto o verdadero, bueno o malo, inmundo o sagrado. Ésas sí son ganas de no creer. Pero no se trata de un negacionista, que sería una especie repulsiva de descreído que rechaza cualquier premisa que vaya contra sus creencias, incluso cuando se le presenten pruebas suficientes e incontrovertibles de su error —varios políticos, fanáticos religiosos, debatidores de cantina (y del Facebook) y estrellitas de la farándula o internet, encajan justamente en esta definición—; se trata, más bien, de alguien que se opone al pensamiento dogmático, el cual se construye a partir de dogmas, o sea "proposiciones tenidas por ciertas y como principios innegables".

Entonces, en un sentido muy simplista, un escéptico se opone a guiar su vida y pensamiento por los dogmas que la mayoría acepta y da por sentados y ciertos. La existencia de Dios, por ejemplo, podría considerarse un dogma, pues hasta la fecha no existe un método infalible e incontrovertible para demostrar su existencia en otros términos que no sean los de la fe y la interpretación subjetiva de ciertos hechos físicos —por ejemplo, los milagros. Y es por ello que, al menos según el diccionario, los dogmas también son "creencias de carácter indiscutible y obligado para los seguidores de cualquier religión". Entonces, la conclusión más sencilla sería pensar que un escéptico, por definición, no podría tener creencias religiosas, pues éstas están basadas en dogmas y él, por definición, se opone a los dogmas. Simple lógica.

Pero, volviendo a la etimología, un escéptico también es "el que examina". El que duda, el que investiga, el que pone en tela de juicio. No es sólo un Santo Tomás exigiéndole a Jesús que exhiba la herida en su costado para meter su dedo en ella, sino también quien metafóricamente hace saltar cosas de la mesa jalando el mantel, sólo para ver dónde cae cada una de ellas. El que no sólo admira la belleza del Sol durante un atardecer, sino que también se pregunta por qué cada día se oculta siempre por el mismo lugar, sin contentarse con el cuento de que era Huitzilopochtli y se le apetecían unos cuantos corazones humanos en sacrificio.

Gran parte del pensamiento científico —cuyos frutos hoy gozamos en la forma de tecnología que facilita nuestra vida y nos hace cada día más indolentes— tiene raíces en el pensamiento escéptico: la exploración de la Naturaleza y la búsqueda de explicaciones acerca de la multitud de fenómenos que en ella suceden a cada instante, a través del estudio de éstos por medios racionales como la formulación de hipótesis matemáticamente comprobables y la corroboración empírica de éstas, fue posible el día que un escéptico decidió no creer en las explicaciones que le ofrecieron los chamanes, las brujas, los sabios locales o la sacerdotisa. A partir de ese momento, el desarrollo científico, técnico y tecnológico se apoyó en lo concreto, en lo que puede reducirse a ecuaciones y fórmulas, lo que puede comprobarse y reproducirse sin falla una y otra vez.

Paralelamente a la historia y evolución de las religiones, y a la de la ciencia y tecnología, podría escribirse una historia del escepticismo humano. Y quizá me equivoque, pues aún existen suficientes dogmáticos en el mundo como para que se deje sentir el peso de sus ideas —o de su falta de ellas—, pero tal parece que a medida que la ciencia descifra con mayor detalle y precisión las leyes de la Naturaleza, permitiendo modificarla a su conveniencia para fines de cada vez mayor comodidad, supervivencia y prevalencia del Homo sapiens como "especie dominante" —a menudo me pregunto qué pensarían los insectos o las bacterias de frases antropocéntricas como ésa—, existe menos espacio para considerar ciertas aquellas versiones del mundo que no se apegan a lo científicamente comprobable: desde teorías desechadas por absurdas como el geocentrismo o la generación espontánea, hasta dogmas de fe como la resurrección o la existencia de ángeles, pasando por leyendas del folklore, creencias difundidas e incluso por teorías conspiracionistas como la de los reptilianos o la de la ruin familia Rothschild.

Entonces, si el mundo se está volviendo cada vez más materialista y la ciencia está teniendo éxito en su empeño de reducir el Universo a un orden matemático comprensible por la mente humana, la idea del escepticismo se vuelve cada vez más atractiva —de hecho, sucede ya que en ciertos círculos sociales el tener creencias religiosas está mal visto; al creyente se le mira como si despidiera un tufillo a ignorancia, pobreza intelectual, fanatismo, intolerancia y represión. Pero si bien hay muchos ejemplos que avalan el resquemor que pueden generar los dogmas, vale la pena recordar las palabras del primer escéptico, Pirrón: no existe nada cierto o verdadero, bueno o malo, inmundo o sagrado. Entonces, un segundo nivel de escepticismo —muy sano, a mi parecer— consistiría en también poner en tela de juicio las verdades de la ciencia.

El filósofo Karl Popper afirma: "Si una proposición científica se refiere a la realidad, debe ser refutable; y si una proposición científica no es refutable, no se refiere a la realidad". En otras palabras, la ciencia, aunque ha sido el método más eficaz que la Humanidad ha fabricado para estudiar el mundo y sus misterios, a lo largo de la historia ha demostrado que puede equivocarse: está basada en la idea cuasidogmática —por lo tanto, cuestionable y refutable— de un orden matemático superior que puede explicarlo todo. Y como aún existen un sinfín de fenómenos de toda índole que no se han podido explicar científicamente, tampoco resulta infalible. Y según Popper, para ser ciencia y no religión, no debe serlo.

¿Existirá, entonces, un justo medio entre religión y ciencia, entre escepticismo y dogmatismo? No lo sé de cierto, pero tal vez sí. Y quizás esté relacionado con poner en tela de juicio todo aquello que damos por cierto, tan lejos como la razón y las tecnologías materiales nos permitan llegar, y entonces admitir que, por muy convencidos que estemos de la irrefutabilidad de nuestros argumentos, siempre podremos estar equivocados y dando por ciertas cosas que son falsas. Bicaalú

Igor Übelgott