×

Aviso de privacidad

LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES
EN POSESIÓN DE PARTICULARES

AVISO DE PRIVACIDAD

RESPONSABLE. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., persona moral constituida conforme a las normas mexicanas, con domicilio ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, México, Distrito Federal, es responsable del uso y protección de sus datos personales, por lo que en cumplimiento a la LEY FEDERAL DE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES EN POSESIÓN DE PARTICULARES, así como de su Reglamento, INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., se compromete a dar tratamiento legítimo, a los datos personales que usted proporcione con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio o cualquier información relacionada con usted, de la que dispongamos, con el compromiso de resguardarla, asegurando su confidencialidad, almacenamiento y protección. Al respecto, le informamos lo siguiente:

FINALIDAD DEL TRATAMIENTO DE DATOS. La responsable recabará los datos personales que usted voluntariamente proporcione y serán utilizados con fines de selección y reclutamiento de personal, para la prestación de servicios profesionales o para la adquisición de productos o servicios. De manera adicional, su información personal podrá ser transferida a otras empresas que celebren o tengan celebrado contrato con la sociedad en mención para fines laborales, comerciales o de servicios.

En el caso de que usted solicite que sus datos no sean tratados para los fines adicionales que se indican, podrá hacerlo del conocimiento de la responsable dentro de 5 días hábiles, contados a partir de que usted los haya proporcionado por escrito o de que usted tenga conocimiento de que disponemos de ellos, por algún comunicado que se le haya enviado a su domicilio o que reciba de la responsable, como consecuencia de la prestación de servicios o contratos celebrados, con motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud, servicio, o cualquier información relacionada con usted, proporcionada por terceros para llevar a cabo los objetivos, compromisos u obligaciones adquiridas con la responsable, de conformidad con el aviso de privacidad que respecto de sus datos personales se hayan proporcionado por los conductos correspondientes.
En el supuesto de que no se manifieste respecto a lo señalado en el párrafo anterior, se entenderá que otorga su consentimiento para utilizar sus datos personales o realizar la citada transferencia.

La negativa para el uso de sus datos personales para dichas finalidades, no será motivo para que le neguemos trabajo, prestación de servicios o productos que solicita o contrata con la responsable.

OBTENCION DE DATOS PERSONALES. Para llevar a cabo las finalidades descritas en el presente aviso de privacidad, la responsable recabará los siguientes datos personales

CANDIDATOS A VACANTES.- Datos personales que se recabarán, almacenarán y/o utilizarán, como parte del proceso de reclutamiento y selección: 1) Datos de identificación, tales como nombre completo, domicilio particular, fecha de nacimiento, nacionalidad, ocupación o profesión, teléfono(s), correo electrónico, número de seguridad social, clave única del registro de población y registro federal de contribuyentes; (2) Datos académicos referentes a su formación académica, grado de preparación y especialización; (3) Datos laborales referentes a su experiencia, formación, especialización y desempeño laboral; (4) Datos sensibles en términos de la Ley, tales como ingresos, salario, beneficios y prestaciones, condiciones socio-económicas, datos proporcionados por sociedades de información crediticia, datos sobre sus familiares y/o dependientes económicos, referencias personales, para solicitarles la información que se requiera con motivo de la solicitud de trabajo, datos sobre su estado de salud pasado, presente y futuro, datos respecto de enfermedades congénitas ó crónicas, resultados de exámenes psicométricos, datos sobre su capacidad intelectual, características de personalidad y habilidades administrativas y gerenciales; (4) Los que adicionalmente en su caso, se requieran para el proceso indicado.
En el supuesto de que resulte viable la solicitud de trabajo, sus datos personales se proporcionarán a la empresa que lo contratará para que preste los servicios correspondientes a la responsable.

PROVEEDORES.- Para proceso de selección, la verificación de datos personales proporcionados (nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio, teléfono y los que en su caso se requieran) y la investigación de referencias personales y laborales, para determinar la procedencia de una relación contractual para la adquisición de un producto o servicio.

CLIENTES.- Nombre, clave única de Registro de Población, Registro Federal de Contribuyentes, alta de hacienda, domicilio y teléfono, necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

COLABORADORES Y ESCRITORES DE LA REVISTA “BICAA’LU” U OTRAS EDITADAS POR LA RESPONSABLE.- Nombre, correo electrónico, número telefónico, domicilio u otros datos necesarios para realizar las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento de la relación pactada por escrito o de forma verbal.

La responsable procurará que los datos personales sean correctos y actualizados para los fines para los cuales fueron recabados, comprometiéndose a bloquearlos o, en su caso, a cancelarlos, cuando hayan dejado de ser necesarios para el cumplimiento de las finalidades previstas en el aviso de privacidad.

SUSCRIPTORES.- Nombre, domicilio, ciudad, país, número telefónico y correo electrónico u otros datos necesarios para realizar todas las actividades requeridas para el correcto desempeño o cumplimiento del servicio profesional convenido.

La responsable podrá obtener información de los titulares de los datos personales, por conducto de otras fuentes permitidas por la Ley, tales como directorios telefónicos o laborales; diarios, gacetas o boletines oficiales y medios de comunicación social. Los datos que se obtengan por estos medios serán, entre otros, nombre, domicilio ó números telefónicos, emails del titular de los datos personales e información corporativa, tratándose de personas morales.

TRANSFERENCIAS DE DATOS. INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., se compromete a cumplir los principios legales de protección en cuanto a la transferencia de datos personales y a tomar las medidas necesarias y suficientes para garantizar que el presente aviso de privacidad sea respetado por la responsable o por terceros, con los que guarde alguna relación jurídica.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V., podrá realizar la transferencia y/o remisión de datos a:

  • Terceros proveedores de servicios, para el cumplimiento de las obligaciones legales adquiridas con INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R. L. DE C.V.
  • Socios comerciales con los que INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S DE R.L. DE C.V. lleve a cabo convenios o contratos enfocados al desarrollo y comercialización de nuevos productos.
  • Profesionistas, asesores, consultores externos, para el efecto de la administración de operaciones, de los servicios y demás actos que la responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales, así como para la defensa de los intereses de cualquier responsable tercero, ante cualquier controversia legal que surja con motivo de dichas operaciones y servicios, señalando de manera enunciativa a empresas de cobranza, auditores externos, legales y contables, outsourcing, entre otros.

Le informamos que sus datos personales podrán ser compartidos o transferidos con las sucursales de la responsable, que se ubiquen en el interior de la República Mexicana, con organizaciones, instituciones, personas físicas o terceros en general, para fines laborales respecto de determinado arte, oficio, o profesión; para la adquisición de productos o servicios, o para la prestación de servicios profesionales.

LIMITACIÓN DE USO O DIVULGACIÓN DE DATOS PERSONALES. La responsable se obliga a guardar confidencialidad respecto de los datos personales proporcionados, aún después de finalizar sus relaciones con el titular. Asimismo, se compromete a observar los principios de licitud, consentimiento, información, calidad, finalidad, lealtad, proporcionalidad y responsabilidad, previstos en la ley, adoptando medidas de seguridad administrativas, técnicas y físicas, para proteger los datos proporcionados contra daño, pérdida, uso, acceso o tratamiento no autorizado.

La responsable le informa que posee, recaba o recabará de usted, los datos personales necesarios, principalmente para la adecuada realización de las operaciones y prestación de los servicios, así como para la celebración de los demás actos que cada responsable puede realizar conforme a la Ley y sus estatutos sociales. Dichos datos personales pueden haber sido obtenidos de usted, ya sea personalmente o bien, directamente por cualquier medio electrónico, óptimo, sonoro, visual o a través de terceros y de otras fuentes permitidas por la ley, tales como las sociedades de información crediticia.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA S. DE R. L. DE C.V., no recabará datos sensibles, salvo los mencionados en el apartado (4) del título denominado Candidatos a Vacantes. Para el caso de que requiera de otros datos sensibles por necesidades de la empresa, se lo hará saber de manera escrita.

INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., no venderá y tampoco prestará sus datos personales a ningún tercero. Sin embargo, podrá transferir sus datos particulares a las sucursales que forman parte de la sociedad en mención, para fines laborales, comerciales o de servicios contratados con terceros. Unicamente los revelará por requerimiento de la autoridad competente.

Si usted como titular recibe comunicados de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., por motivo de un acto jurídico, negocio, solicitud o servicios, se debe a que la responsable original de sus datos personales los ha transferido a INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., para dar cumplimiento a los términos estipulados en la relación que los une, conforme al aviso de privacidad que se le haya notificado por los medios que se consideraron adecuados.

Para limitar el uso o divulgación de su información personal, usted puede hacer uso de los siguientes medios:

  • Su inscripción en el Registro Público para evitar duplicidad, que está a cargo de la Procuraduría Federal del Consumidor, con la finalidad de que sus datos no sean utilizados para recibir publicidad o promociones de empresas de bienes o servicios. Para mayor información sobre este registro, usted puede consultar el portal de Internet de la Profeco, o bien, ponerse en contacto directo con ésta.
  • Mediante registro en el Listado de Exclusión de INMOBILIARIA Y CONSTRUCTORA NOCESA, S. DE R.L. DE C.V., a fin de que sus datos personales no sean tratados para fines mercadotécnicos, publicitarios o de protección comercial por nuestra parte. Para ser incluido dentro del listado, deberá presentar solicitud por escrito de manera personal, al responsable para conocer lo relacionado con el derecho ARCO, dentro del término de 5 días hábiles señalado.

El tratamiento de los datos personales se hará conforme al presente aviso de privacidad, salvo en los casos previstos por el artículo 10 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

DERECHO ARCO. El titular de los datos personales o su representante legal, tiene derecho a conocer que datos personales tenemos de usted, para que los utilizamos y las condiciones de uso que les damos (ACCESO). Asimismo, es su derecho solicitar la corrección de su información personal en caso de que esté desactualizada, sea inexacta o incompleta (RECTIFICACION); que la eliminemos de nuestros registros o bases de datos, cuando considere que no está siendo utilizada conforme a los principios, deberes y obligaciones previstas en la normatividad (CANCELACION); así como oponerse al uso de sus datos personales para fines específicos (OPOSICION).

Para el ejercicio de cualquiera de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición o para revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, usted deberá presentar solicitud por escrito en el domicilio legal de la responsable, en la que conste la rúbrica del solicitante, dirigida a la responsable y que deberá recibir el encargado para conocer lo relacionado con el derecho ARCO y que deberá contener:

  1. El nombre del titular y domicilio o correo electrónico, para comunicarle la respuesta a su solicitud;
  2. Los documentos que acrediten la identidad o, en su caso, la representación legal del titular;
  3. La descripción clara y precisa de los datos personales respecto de los que se busca ejercer alguno de los derechos antes mencionados o para solicitar la revocación de consentimiento para el uso de sus datos personales y
  4. Cualquier otro elemento o documento que facilite la localización de los datos personales.

La responsable comunicará al titular, en un plazo máximo de veinte días hábiles, contados desde la fecha en que se recibió la solicitud de acceso, rectificación, cancelación u oposición, la determinación adoptada, a efecto de que, si resulta procedente, se haga efectiva la misma dentro de los quince días siguientes a la fecha en que se comunica la respuesta. Tratándose de solicitudes de acceso a datos personales, procederá la información, previa acreditación de la identidad del solicitante o representante legal, según corresponda.

Los plazos antes referidos podrán ser ampliados una sola vez por un periodo igual, siempre y cuando así lo justifiquen las circunstancias del caso.

La responsable no estará obligada a cancelar los datos personales, cuando se actualice alguno de los siguientes supuestos, previstos por el artículo 26 de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

  1. Se refiera a las partes de un contrato privado, social o administrativo y sean necesarios para su desarrollo y cumplimiento;
  2. Deban ser tratados por disposición legal;
  3. Obstaculice actuaciones judiciales o administrativas vinculadas a obligaciones fiscales, la investigación y persecución de delitos o la actualización de sanciones administrativas;
  4. Sean necesarios para proteger los intereses jurídicamente tutelados del titular;
  5. Sean necesarios para realizar una acción en función del interés público;
  6. Sean necesarios para cumplir con una obligación legalmente adquirida por el titular, y
  7. Sean objeto de tratamiento para la prevención o para el diagnóstico médico o la gestión de servicios de salud, siempre que dicho tratamiento se realice por un profesional de la salud sujeto a un deber de secreto.

REVOCACION DE CONSENTIMIENTO PARA USO DE DATOS PERSONALES. Usted puede revocar el consentimiento que, en su caso, nos haya otorgado para el tratamiento de sus datos personales. Sin embargo, es importante que tenga en cuenta que no en todos los casos podremos atender su solicitud o concluir el uso de forma inmediata, ya que es posible que por alguna obligación legal o contractual, a la que usted se haya obligado, requiramos continuar tratando sus datos personales. Asimismo, usted deberá considerar que para ciertos fines, la revocación de su consentimiento implicará que no le podamos seguir prestando el servicio que nos solicitó, o la conclusión de su relación contractual con la responsable.

CAMBIOS EN AVISO DE PRIVACIDAD. El presente aviso de privacidad puede sufrir modificaciones, cambios o actualizaciones derivadas de nuevos requerimientos legales; de nuestras propias necesidades por los productos o servicios que ofrecemos; de nuestras prácticas de privacidad; de cambios de nuestro modelo de negocio, o por otras causas.

Nos comprometemos a mantenerlo informado sobre los cambios que pueda sufrir el presente aviso de privacidad, a través de nuestra página de internet www.asecon.mx

ENCARGADO. Para el ejercicio de su derecho ARCO o revocar su consentimiento para el uso de sus datos personales, o dudas que pudiera tener respecto al tratamiento de su información, deberá presentar por escrito su solicitud al responsable designado para darle trámite, Sr. Israel Néquiz Luna, en el domicilio legal de la responsable, ubicado en Av. Insurgentes Sur 3155, Piso 2, Col. Jardines del Pedregal Cuicuilco, Delegación Coyoacán, C.P. 04510, en la Ciudad de México, D.F., de lunes a viernes (exceptuando días festivos), en horario de 16:00 a 18:00 hrs. Para fines informativos, podrá comunicarse con la persona indicada en el horario mencionado al número telefónico (55) 44-45-77-01, en el Distrito Federal y del interior de la República al número 01800- 8727326; también le proporcionamos para fines informativos correo electrónico privacidad@asecon2006.com.mx

Ultima actualización del Aviso de Privacidad: 25 de Julio de 2013.

en

Cuentos y relatos

En el jardín de la tía Ida

Cecilia Durán Mena
Mayo, 2019

#CuentosRelatos | #Cuento

Me gustan cierto tipo de oscuridades, como la que se forma en el jardín de la tía Ida debajo de la higuera, o la sombra del floripondio blanco en un día soleado. En general, las historias de timidez buscan una compensación: “es cohibido, pero tiene grandes dotes de análisis”, “es introvertido pero muy guapo” y una serie de balances que, en mi caso, resultaban innecesarios. Mi timidez era como ese lugar fresco que se busca cuando no se puede más con la fuerza de los rayos del sol. Claro, no todos piensan así y no siempre fue fácil… aunque tampoco tan difícil.

En retrospectiva, puedo decir que no estuvo mal. Cuando visito esos recuerdos, desde el lugar de seguridad que dan los años que ya pasaron, la perspectiva cambia. El tiempo nos dota de recursos para elegir con qué recuerdos quedarse y cuáles podemos desechar. Alguna vez mi tía Ida me dijo que la memoria se cree una fuerza tan poderosa que puede subordinar al cerebro, y no: es la libertad quien impone su criterio dominante y arbitrario, la que elige qué borrar y que atesorar. Sin embargo, al recordar esos años, me sudan las manos. Si, aún tienen ese impacto.

Mi experiencia en los años escolares no fue fácil; en realidad, nunca lo fue ni hubo forma de mejorar. Jamás esperé a que llegara el primer día clases, nunca me urgió reencontrarme con mis compañeros de primaria ni tuve la esperanza de que la secundaria fuera diferente. Durante mi tiempo escolar, siempre me costó trabajo estar entre esa gente. Demasiado, a decir verdad. No me sentía cómodo hablando con otras personas, no me invitaban a jugar futbol o basquetbol, pues tengo tanta habilidad como si hubiera nacido con dos pies izquierdos. Siempre recibía miradas condescendientes que trataban de transmitir un sentimiento benigno y terminaban siendo una amarga muestra de lástima. Para mí, tenían el mismo efecto que si me quemaran la piel con un cerillo.

Crecí mucho, parecía una lombriz erecta con postura jorobada. Mis manos eran excesivamente largas, la piel muy pálida, los ojos pequeñísimos y el cabello demasiado rizado, muy rubio. Las cicatrices del cuerpo se fueron borrando con el crecimiento, pero yo sentía que todos las veían y eso no me gustaba. Entre una clase y otra, no hablaba con nadie, caminaba rápido al ir a mi casillero, mirando al piso, aparentando estar ocupado. La mayoría de los fines de semana los pasaba leyendo libros, haciendo tarea o viendo por enésima vez mis programas favoritos de televisión. Encerrado entre las paredes de mi cuarto, me gustaba asomarme a ver los jardines de los vecinos, especialmente los de la casa de al lado, donde un matrimonio de ancianos habían plantado árboles muy raros.

La tía Ida quería que mi experiencia estudiantil fuera diferente, pero no estaba segura de que lo sería. Yo siempre tuve la certeza de que jamás sería así. Ver a mis compañeros era experimentar un arrebato de terror. No quiero hablar con ninguna de estas personas, no quiero tener que pasar por penosas presentaciones y silencios incómodos. No seas tonto, no te van a morder. Relájate. Le decía que sí y en el salón me pasaba las horas mirando fijamente mi escritorio, sin voltear a ver o hablar con nadie. En el recreo, me iba a la biblioteca y cuando la encargada me pedía que saliera a jugar al patio, me iba a la enfermería. ¿Era tan difícil entender que me resulta imposible romper barreras?

No son barreras, es hielo: derrítelo, me aconsejaba la tía Ida y, aunque trababa de evitarlo, el melodrama le salía por esos ojos tan azules que parecían dos piedras hechas de agua de mar. Pero ella no entendió que mi sistema nervioso responde rápidamente a situaciones estresantes y es lento para calmarse de nuevo. A diferencia de ella, en los eventos sociales me tiembla la voz, me paralizo y nunca sé que decir. Incluso ahora, me cuesta trabajo superar el miedo a hacer el ridículo.

Puedo verme caminar a la escuela, como si fuera un Sísifo adolescente y estuviera empujando la roca cuesta arriba en la montaña. Caminaba lentamente, poco a poco, con pasos cortos y esforzados. Estás muy consentido, decía mi tía Ida y me abrazaba, como si ella tuviera la culpa, como si quisiera ser un ángel que me resolviera el problema. Y estoy seguro de que si mi tía hubiera podido habría empujado con sus manos tan pequeñitas la roca de mi encogimiento. Todos, la directora de la escuela, mis maestros y la psicóloga, coincidían en lo mismo y yo estaba de acuerdo: para tirar las barreras de la timidez, lo primero es querer hacerlo. Y yo no quería. Tenía mis razones. Lo que para otros era monotonía, para mí eran los momentos favoritos. ¿Por qué renunciar a este refugio?

No sé si es el recuerdo o la libertad que extrae los elementos que quiere de la caja de Pandora, pero ya desde entonces me quedaba claro que una cosa es ser introvertido, y otra muy diferente ser un cobarde. Vamos a ver, siempre he sido tímido, pero jamás he sido un gallina. Sé que la tía Ida lo sabía. Lo sé por esa forma en la que me miraba cuando íbamos al panteón. Guardaba silencio, se paraba a mi lado y no me decía nada. Esperaba todo lo necesario para que pudiera dejar las flores y nunca se desesperaba si quería quedarme toda la tarde contemplando la lápida de mis padres. Eres valiente, me decía mientras manejaba de regreso a casa; yo sonreía y me ajustaba el cinturón de seguridad en el asiento trasero.

La tía Ida ofrecía esa compañía que apacigua las voces interiores y se preocupaba por crearme la ilusión de que no había cortes en la vida, que ahora se cerraba una puerta para que se abriera otra. Siempre puso a mi disposición un territorio libre y generoso en el que me pude mover sin pensar en fronteras, un terreno en el que podía refugiarme en las pastas de un libro, cobijarme en las notas de una partitura y despojarme de la pena al tocar el piano. Pero sé que quería que en algún momento yo me insertara en la vida social, en alguna vida social. Hizo esfuerzos: me inscribió a una clínica de tenis, a clases de francés, a talleres de oratoria.

Algunos creerán que ser tímido es vivir la vida de un náufrago que es arrojado por las olas a una isla desierta, y algo hay de eso. Como quien llega a esa playa solitaria y tiene que buscar pedazos de madera, rocas, troncos para hacerse de un espacio que le dé abrigo, soy de los que busco elementos. Construyo con lo poco que quedó. Así somos los sobrevivientes. A veces, esta forma de ser me hace sentir que soy indiscreto, porque la gente va por el mundo un poco a ciegas y un mucho expuestos. Hablan y no se fijan en lo que dicen, cuentan sin darse cuenta de lo que están compartiendo, y muchas veces no importa porque nadie pone atención. Pero yo sí. Las personas van improvisando la vida sobre las bases de un guión inexistente, dejando expuestos sus demonios interiores. Pero yo no. Yo no me adapto al ritmo que marcan, a mí me interesa hacerlos entrar en el mío. Generalmente lo logro.

En ocasiones, los recuerdos deciden aparecerse por vías absurdas. De pronto, un suspiro me trae a la mente la cara de la tía Ida, mortificada por la monotonía con la que llenaba los momentos de la vida, mientras me mordía la uña del dedo pulgar. En realidad, los fantasmas no se asoman por debajo de la cama ni si ocultan detrás de la puerta del clóset. Hay escritores que no podemos trabajar en espacios demasiado habitados y preferimos los espacios angostos, con la puerta entrecerrada o totalmente clausurada. Abrir es permitir que las ideas se vayan volando, cerrar es tener todo acomodado en un cajón y permitir que ordenadamente vayan destilándose en forma de letras.

Si me preguntaran las razones por las que preferí ser tímido, es porque siempre he creído que en ese hueco que se forma por silencios y titubeos está el verdadero escritor. En esa rasgadura, en el desgarrón debajo de la cicatriz, ahí está la mejor versión de lo que puedo ser. En esa oscuridad del jardín de la tía Ida en la que se forma el habitáculo ideal para leer, en esa ventana que me permitió ver tantas veces los árboles raros que plantó la pareja de vecinos ancianos, en aquellas tardes en que ese silencio fue llenando el vacío de un huérfano al que el destino quiso dejar con vida por llevar puesto el cinturón de seguridad mientras sus padres discutían… Bicaalú

Cecilia Durán Mena